Asesinato, destitución, amenazas y corrupción: el otro currículum de Maikel Moreno

El hombre que aseguran, estaría detrás de las negociaciones entre oposición y chavistas en Venezuela que no respaldan a Maduro

Por Javiera Fuentes Acosta

24 de febrero de 2017, Maikel Moreno se encuentra jurando ante el Tribunal Supremo de Venezuela para asumir el cargo de presidente del tribunal. El resto de los participantes se encuentran parados alrededor de la mesa redonda, lo eligieron por unanimidad. Con o sin conocimiento de todas las acusaciones que lo han rondado.

Moreno, en 1987 trabajaba como oficial de la entonces policía política venezolana llamada Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención. Tras un tiempo en el cargo, fue acusado por asesinar a una mujer en el sur de Venezuela. Al ser declarado culpable, el oficial tuvo que pasar dos años en prisión por el crimen. La primera sombra de su carrera.

Al salir de la cárcel logró ser reincorporado a la policía, pero no por mucho tiempo. En 1989 volvió a ser relacionado con un homicidio, esta vez de un hombre. Rubén Gil Márquez que fue hallado muerto luego de una balacera en la ciudad de Caracas. En este caso, no se pudo comprobar la culpabilidad de Moreno, sin embargo, lo destituyeron del cargo de oficial.

Estos dos sucesos criminales hicieron que Moreno dejara su carrera de policía para comenzar una nueva. Ingresó a la universidad Santa María a estudiar leyes y se tituló de abogado. Pero ni cambiándose de carrera se liberó de las polémicas.

No es una certeza, pero se cree que Moreno conoció a Hugo Chávez gracias a Cilia Flores. Magistrada amiga de Moreno, que ayudó Chávez a salir de la cárcel por dirigir un golpe de Estado. Lo que sí se sabe, es que Moreno se convirtió en una persona potente dentro del chavismo, que ha ascendido rápidamente a cargos estatales y que tras la muerte del dictador, ha seguido fuertemente cercano a Maduro.

En el 2007 volvió a salir su nombre en los medios, luego que Luis Velásquez Alvaray, un magistrado chavista, acusara a Moreno de participar en “La banda de los enanos”. Una organización relacionada con casos de corrupción. Tiempo después la fiscalía lo declaró inocente pero las sospechas nunca cesaron. También rondaron por él acusaciones de amenazar a un juez para dejar libre a un conocido traficante de armas y estupefacientes. Sin embargo, esa acusación tampoco llegó a mayores.

Moreno siempre ha sido un hombre de contactos y eso dentro del chavismo le ha ha dado frutos. Fue designado como agregado comercial de Caracas en Italia y luego continuó con este mismo cargo, pero en  Trinidad y Tobago.

24 de febrero de 2017, Maikel Moreno juró ante Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia como presidente del tribunal. Ninguno de los otros 31 miembros del tribunal cuestionó la elección a pesar del pasado que persigue a Moreno. Su nombramiento, pareció ser otra jugada de la dictadura, que en ese entonces, ya había invalidado las decisiones de los diputados.

Hoy y tras un 2018 lleno de tensiones entre quienes apoyan a Maduro y a la oposición, se ha dado a conocer información desde Estados Unidos que quizás, podría marcar un nuevo antecedente en la carrera política de Moreno. El asesor de seguridad de Donald Trump, John Bolton, aseguró que Maikel Moreno, se reunió con Vladimir Padrino (ministro de Defensa venezolano), Iván Hernández Dala (director de la Dirección General de Contrainteligencia Militar) a negociar con Juan Guaidó respecto a ponerle fin a la dictadura de Nicolás Maduro. Bolton aseguró: “Como sabe la oposición en toda Venezuela ellos se comprometieron a apoyar el derrocamiento de Maduro".

Toda esta información que se supo tras el levantamiento del pasado martes en Venezuela, deja aún varios misterios por resolver respecto a la situación del país y también a los movimientos del actual presidente del Tribunal Supremo de Venezuela, Maikel Moreno.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo