Importantes medidas de expulsión contra inmigrantes centroamericanos

Desde México y Estados Unidos, se han impulsado nuevas medidas para deportar a inmigrantes de Centroamérica.

Por Javiera Fuentes Acosta

45000 inmigrantes centroamericanos han sido deportados de México en los últimos cinco meses. Solo en abril fueron 15.000 personas las expulsadas, la cifra mensual más alta de los últimos tres años.

Esta expulsión, es resultado de un cambio en las políticas de inmigración que adoptó México, ya que a principio de año permitió la entrada masiva de miles de migrantes en caravanas. Tras el rechazo de Estados Unidos, el gobierno mexicano cambió su actitud manifestando que había que “ordenar” el fenómeno migratorio.

Desde la negativa de EEUU, el gobierno mexicano se ha puesto firme en las políticas de deportación. Guido Larson, analista internacional explica esta situación: “Muchos de estos migrantes siguen la ruta con la finalidad de llegar a EEUU, y Washington ha dado muchas señales de responsabilizar a México por la llegada centroamericanos”, añade a su análisis “Andrés López Obrador responde a la presión de EEUU en la órbita de intereses del gobierno de Trump”.

Pero las masivas deportaciones de centroamericanos en México,que no parecen ir a la baja, no han sido los únicos movimientos de Norteamérica en esta materia. En EEUU, se autorizaron a agentes de la Patrulla Fronteriza a hacer “entrevistas de asilo”.

Con esta medida, el Departamento de Seguridad Nacional se encargará de que agentes de la Patrulla Fronteriza evalúen nuevamente las solicitudes iniciales de refugio de los migrantes. Analizarán la situación personal de cada persona y reconsiderarán su estadía en EEUU.

Esta, es una política que ha causado bastante revuelo, pues podría dificultar el proceso de solicitud de asilo para los inmigrantes. Larson, duda de la efectividad que pueda tener esta medida. Señala que existen dudas razonables de que se cuente o no con el capital humano suficiente para poner en práctica esta política a la totalidad de inmigrantes. Por esta razón, es escéptico del objetivo. “La política anunciada tiene un efecto más bien comunicacional antes que uno de transformación del fenómeno de la deportación” declara.

A pesar del escepticismo, según un funcionario del servicio de inmigración de Estados Unidos, que pidió anonimato, los funcionarios de asilo están programados para comenzar a aplicar su nueva capacitación a finales de mayo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo