Obispo Eduardo Durán fuera de la Primera Iglesia Pentecostal: El sábado eligen al sucesor en Chillán Viejo

Entre las causas para la destitución se encuentran "apartarse de la doctrina del evangelio, ejercer una errónea administración de los intereses de la iglesia, y finalmente ejercer su cargo con abuso de poder".

Por Fernando Peñalver

Por la condición de "inhabilidad sobreviviente de carácter moral", este jueves el directorio de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal de Chile destituyó formalmente al cuestionado obispo Eduardo Durán de su cargo, medida que se llevó a cabo en la ciudad de Chillán Viejo.

En un comunicado de tres páginas, y que lleva las firmas y las huellas digitales de nueve de los once directivos de esa entidad religiosa, se comisionó al abogado Matías Rodolfo Ríos Ramírez, a que oficialice la decisión ante las entidades bancarias y demás instituciones relacionadas con las finanzas de la corporación.

Este sábado 11 de mayo, según reza el comunicado, se procederá a llenar la vacante del obispo Durán, en la Iglesia Evangélica de Chillán Viejo, con un primer llamado a las 9 am y un segundo a las 10 am.

Entre las causas para la destitución se encuentran "apartarse de la doctrina del evangelio, ejercer una errónea administración de los intereses de la iglesia, y finalmente ejercer su cargo con abuso de poder".

Frente a las intenciones del obispo Durán de contraer segundas nupcias, el comunicado sentencia "es necesario que el obispo sea irrepensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas (negrillas del documento), sino amable, apacible, no avaro".

El pasado 23 de abril, La Corporación Iglesia Metodista Pentecostal de Chile ratificó la decisión de destituir al obispo Eduardo Durán Castro que ya había sido adoptada en 2012 y que ahora fue ratificada, tras conocerse los últimos hechos que involucran al polémico pastor.

En ese comunicado, el obispado, directorio y pastorado de la corporación de derecho privado "lamentan profundamente el dolor, incertidumbre y desprestigio que está viviendo la hermandad de la Iglesia Catedral Evangélica y su circuito, a raíz de la reprochable conducta del obispo Eduardo Durán Castro, apartándose completamente de los principios cristianos, lo que es de público conocimiento y que ha afectado no solamente a esta congregación sino a la iglesia evangélica nacional".

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo