La vista gorda del ministerio de Medio Ambiente a las chimeneas contaminantes de AVO: expertos aseguran que salud de vecinos está en riesgo

Una resolución del Consejo de Ministro dejó en nada un reclamo para medir la contaminación de la autopista subterránea por lo que no se podrá medir el impacto de los gases en la población aledaña y de quienes utilicen el Parque Vespucio.

Por Felipe Betancour

La construcción de la Autopista Vespucio Oriente ha suscitado más de una polémica. La destrucción del Parque Vespucio, la poda indiscriminada de árboles en la zona, denuncias de incumplimiento de obras de mitigación y observaciones a los estudios técnicos de la concesionaria, son alguno de los problemas que ha debido enfrentar el megaproyecto.

A lo anterior se suma una nueva discusión por la sustentabilidad de la autopista. Se trata de los 11 ductos de ventilación o chimenea que tienen como función liberar los gases emanados de los automóviles y que estarán emplazadas a lo largo del parque.

La liberación de gases concentrados de toda una autopista en 11 ductos preocupa a los expertos y organizaciones sociales. Ariel López, ingeniero del núcleo milenio Movyt, explica que se solicitó al Servicio de Evaluación Ambiental tener mediciones en los ductos, lo que fue rechazado. Misma respuesta tuvieron las organizaciones sociales tras presentar un reclamo al Consejos de Ministros, el cual también fue denegado.

La razón para dejar sin efecto el reclamo es que “las emisiones se expulsan por ductos a un altura de 2 metros respecto al nivel de suelo ”por lo que se desestima el proceso de evaluación ambiental algún riesgo de la salud de las personas que hacen uso del Parque Américo Vespucio”, según la resolución firmada por la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Para López, si los gases no se miden, no se pueden tomar medidas para garantizar que las personas que viven en lugares aledaños a las chimeneas no sean expuestas a niveles tóxicos de contaminantes. “No medir los gases es una forma de no garantizar el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación”, afirma el experto.

Según la proyección hecha con los datos de AVO, el especialista proyecta que el nivel de concentración de gases a los que estarán expuestos los vecinos del entorno de las chimeneas es similar al de una preemergencia ambiental. “Esto con la diferencia, que esta es permanente, todos los días, todo el año, todos los años”.

Rodrigo Quijada, ingeniero en transporte y coordinador de la Coalición por un Transporte Justo, quien participó en el recurso de apelación Consejo de Ministros no se explica la decisión tomada por las autoridades. “Costanera Norte tiene tramos subterráneos por Providencia que en la superficie tiene un parque con las ventilaciones. En la resolución ambiental de esa autopista dice que tiene que tener mediciones. No se entiende que AVO, que cruza tres comunas, no tenga ningún tipo de medición”, señala el experto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo