"No saben nada lo que un estudio me contó": aseguran que los hombres son igual de cahuineros y peladores que las mujeres

Dicen que es cierto.

Por Christian Monzón

Antiguamente, se creía que las mujeres eran buenas para el cahuín, mientras que los hombres éramos unos seres que nunca caíamos en ese tipo de conversaciones. En síntesis, una soberana estupidez.

Y ahora quedó demostrado que justamente todo eso era una mentira, ya que de acuerdo a un estudio elaborado por la Universidad de California, se determinó que los hombres dedican el mismo tiempo al pelambre que las mujeres.

La profesora asistente de sicología Megan Robbins, junto a un estudiante identificado como Alexander Karan, fueron quienes se dedicaron a realizar la investigación tras darse cuenta que no existían trabajos que indagaran sobre este hecho.

"Hay una sorprendente escasez de información sobre quién conversa más sobre rumores y cómo, a pesar del interés y la opinión pública sobre el tema", expresó la académica.

Para estudiar este fenómeno, primero se dedicaron a definir cómo iban a delimitar lo que era un cahuin, precisando finalmente que era hablar sobre alguien que no está presente, ya sea de forma positiva, negativa o neutra.

"Con esa definición, sería difícil pensar en una persona que nunca chismorrea porque eso querría decir que sólo mencionaría a alguien cuando está en su presencia . No solo sería difícil, sino que probablemente les parecería extraño a las personas con las que interactúan", sostuvo Robbins.

Los resultados

Tras analizar los datos obtenidos de 467 personas, siendo un total de 269 mujeres y 198 hombres de entre los 18 a los 58 años, lograron determinar que el 14% de lo que se conversa son pelambres.

Esto lo lograron tras entregar a cada uno de los estudiados un dispositivo de escucha portátil, llamado Registrador activado electrónicamente (EAR en sus siglas en inglés).

Este aparato recoge lo que dicen las personas durante el día y luego lo analiza. Gracias a esto, se demostró que en total existieron 4.003 conversaciones de chismes, siendo prácticamente similar la cantidad entre hombres y mujeres.

Las únicas diferencias se dieron en que los jóvenes caen más en los cahuines que los adultos mayores, además de precisar que tres cuarto de los diálogos sobre pelambres fueron en tono neutral. En tanto, 604 casos fueron rumores negativos sobre alguien, mientras que 376 eran en un sentido positivo.

Finalmente, se determinó que las personas caen en pelambres mayoritariamente sobre gente que conoce, registrándose 3.292 casos. Por su parte, 369 conversaciones fueron referente a rumores de celebridades.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo