Disfrutar sin preocupaciones: la opción del all inclusive a la hora de viajar

Opción para quienes no quieren tener más preocupaciones que descansar, va en aumento.

Por Pablo Contreras Pérez

Con la mayor capacidad de las personas para viajar, las opciones que se presentan ante los turistas se multiplican. Paquetes, tours y hasta cruceros son alternativas para divertirse y descansar.

Parte importante de todo viaje es el alojamiento y una alternativa que está creciendo son los “all inclusive” o todo incluido. ¿De qué se trata? “Son hoteles o resorts en donde todo viene incluido: las comidas, tragos, actividades, shows, entre otros”, explica Pedro Escobedo, gerente de Negocios de Viajes Falabella.

Preferir este tipo de recintos donde tienes todo para divertirte en un solo lugar es una alternativa cada vez más escogida, ya que han aumentado en 20% con respecto al 2018”, afirma Carla Franco, brand manager marketing de Cocha.

Desde las agencias afirman que no hay un público específico para este tipo de oferta, ya que “van desde familias con niños chicos, hasta parejas, grupos de amigos y luna de miel”, indica Escobedo.

La ejecutiva además destaca que, tal como sucede en otro tipo de viajes, los chilenos no se pueden resistir al trópico, las arenas blancas y el mar tibio y turquesa, porque “los destinos preferidos por los turistas para ir a un all inclusive son Punta Cana, Riviera Maya, Playa del Carmen, Cancún y Bayahibe” y también se añade el Caribe colombiano, específicamente, la isla de San Andrés.

¿Paquete todo incluido?

No cabe duda que al pensar en un hotel o resort donde está “todo incluido”, se nos aprete un poco la billetera, porque puede no ser una opción económica. Pese a ello, el ejecutivo de Viajes Falabella afirma que hoy la demanda de los todo incluido alcanza para cualquier bolsillo. “Encontrarás hoteles cinco estrellas con una atención personalizada, de lujo, hasta hoteles tres estrellas de valores más accesibles, pero no por eso de menor calidad”, asegura. En ese sentido, Franco cuenta que se pueden encontrar opciones desde 550 mil pesos.

Eso sí, Escobedo recomienda ver cuándo se quiera viajar, “porque los destinos cuentan con variedad de resorts all inclusive para elegir según las necesidades de cada viajero”. Por otro lado, si se evalúa escoger un paquete turístico normal o todo incluido se deben considerar qué se quiere hacer en el viaje.

“Un paquete, es un vuelo más un hotel, donde tú eliges el tipo de viaje que más te acomode. El paquete puede ser all inclusive, o sólo vuelo y hotel, sin comidas”, explica la ejecutiva de Cocha.

En cambio, añade que en caso que se decida viajar a un all inclusive, “cuentas con todas las comodidades para relajarte en tu hotel sin salir de él. En cambio, en la categoría de solo vuelo más hotel sin comida, los viajeros tienen más libertad de armar un itinerario”, aclara.

Finalmente, Escobedo insiste en que opciones hay para regodearse. “Lo mejor de los all inclusive es que son hoteles temáticos, es decir, son ideales para todo tipo de personas. Algunos son para familias, otros para parejas o grupo de amigos, en donde cada uno ofrece distinto tipo de actividades y atracciones enfocado en cada persona”.
En ese sentido, subraya que “no importa la edad, los all inclusive son para descansar y desconectarse, pues la única preocupación será ir a la piscina, playa y disfrutar”.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo