Muller no pudo con Trump: renuncia como fiscal especial y confiesa que no logró "determinar si el presidente cometió un crimen"

El fiscal concluyó formalmente su investigación sobre la trama rusa en marzo

Por Agencias

El fiscal especial Robert Mueller, rompiendo un silencio de dos años acerca de su investigación sobre los vínculos entre Rusia y el equipo de campaña de Donald Trump, Y anunció el miércoles que renunciará al Departamento de Justicia para que pueda "volver a la vida privada".

"Acusar al presidente de un delito no fue una opción que pudiésemos considerar. Sería injusto acusar a alguien de un crimen cuando no se puede llegar a una resolución judicial de los cargos", indicó.

La investigación de Mueller determinó que no hubo un esfuerzo coordinado entre Rusia y la campaña de Trump para tergiversar las elecciones, pero el informe reveló que Trump intentó tomar el control de la pesquisa y forzar la expulsión de Mueller para impedir que investigara una posible obstrucción de la justicia por parte del presidente, que es republicano. Trump ha calificado a la investigación de una "caza de brujas".

"Si hubiéramos tenido la seguridad de que el presidente claramente no cometió un crimen, lo hubiéramos dicho. Sin embargo, no hicimos una determinación sobre si el presidente sí cometió un crimen", aseguró Muller.

Mueller aclaró que no exoneró a Trump pero que las normas no le permitían encausar a un presidente, y que es prerrogativa del Congreso decidir qué hacer con sus conclusiones.

El secretario de Justicia ha declarado que quedó sorprendido por el hecho de que Mueller no llegó a una conclusión concreta, y decidió, junto con el subsecretario Rod Rosenstein, que no había evidencias para fundamentar un proceso por obstrucción de justicia.

Lejos de la investigación

El fiscal hizo el anuncio en sus primeras declaraciones públicas desde su designación hace dos años a cargo de la investigación.

Mueller ha estado en la nómina del Departamento de Justicia desde que concluyó formalmente su investigación en marzo. El mes pasado, el secretario de Justicia, William Barr, publicó una versión expurgada del informe sobre Rusia.

No está claro qué ha estado haciendo Mueller en el Departamento de Justicia desde entonces, aunque la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes, dirigida por los demócratas, ha estado negociando con su oficina en un intento por obtener su testimonio público ante el Congreso. Hasta ahora, no se ha hecho ningún trato.

El secretario de Justicia se encuentra actualmente en un viaje de trabajo en Alaska. Había sido notificado con antelación sobre lo que diría Mueller, según fuentes allegadas.

Cualquier declaración de Mueller es noticiosa ya que su despacho se ha mantenido notoriamente hermético durante la investigación, y el mismo fiscal especial no ha hecho pronunciamiento público alguno desde que fue designado en mayo del 2017. Su portavoz muy ocasionalmente ha hecho declaraciones, pero sólo para confirmar asuntos logísticos o para anunciar cargos contra sospechosos.

Los demócratas en la Cámara de Representantes desean que Mueller testifique en público, pero no se ha fijado fecha y no se sabe si el fiscal especial aceptará hacerlo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo