Un "empleado descontento": el perfil del ingeniero sospechoso del tiroteo de Virginia Beach

Estudió ingeniería civil en la Universidad Old Dominion

Por Agencias

El hombre sospechoso de matar a tiros a 12 personas en una oficina municipal de Virginia Beach les había informado a sus supervisores de su intención de renunciar y había estado enfrentando medidas disciplinarias por una pelea violenta en el trabajo.

Según los reportes recogidos por The New York Times, el presunto atacante, identificado como DeWayne Craddock (40), habría tenido problemas de comportamiento y había participado en "peleas" físicas con otros trabajadores.

Todo había empeorado en las últimas semanas, Craddock había estado involucrado"un altercado violento en los terrenos de la ciudad", según la fuente.

Craddock

El agresor, quien trabaja como ingeniero civil, era considerado “un empleado de buen estatus” en su departamento, dijo el administrador municipal Dave Hansen, quien describió el desempeño del hombre como “satisfactorio”.

Tras salir del colegio, ingresó a la Guardia Nacional del Ejército donde recibió entrenamiento militar básico y entrenamiento individual avanzado en Fort Sill, Oklahoma. Luego estudió ingeniería civil en la Universidad Old Dominion, en Norfolk, Virginia.

Trabajó en diferentes empresas privadas, hasta llegar como ingeniero en el Departamento de Servicios Públicos, en la rama de servicios de agua y alcantarillado sanitario de la ciudad de Virginia Beach, donde estuvo por 15 años.

Según lo informado Craddock no tenía prontuario policial, por lo que pudo haber comprado el arma sin problemas.

El tiroteo

En respuesta a una pregunta de un reporteo, agregó que el hombre había notificado a su superior a través de un correo electrónico su intención de renunciar horas antes del ataque.

El jefe de la policía, James Cervera, dijo que no tenía información que indicara que el sospechoso fuera tras alguien específico.

Joseph Scott, un técnico en el departamento de servicios públicos, dijo que trabajó con Craddock y tuvo una breve interacción con él el viernes, cuando se cruzaron en el sanitario de hombres unos cinco minutos antes del ataque.

“Estaba ahí cepillándose los dientes, algo que siempre hacía después de comer”, dijo Scott. “Yo dije, ‘Oye, ¿cómo estás? ¿Qué harás este fin de semana? Fue sólo una breve conversación”.

El edificio municipal estaba abierto al público, pero las oficinas, las salas de conferencia y otros lugares no se podían accesar sin una credencial. Debido a que era empleado, Craddock tenía la credencial necesaria.

Las autoridades se negaron a comentar sobre el motivo del ataque, que terminó con la muerte del agresor en un tiroteo con la policía.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo