Trump llega al Reino Unido con polémica: arremete contra alcalde de Londres y lo tilda de "perdedor"

"Se mire como se mire, ha hecho un trabajo terrible como alcalde de Londres", aseguró el presidente de Estados Unidos sobre Sadiq Khan.

Por AP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó el lunes a Gran Bretaña para una visita principalmente ceremonial que pretendía estrechar los lazos entre los dos países, aunque el viaje corría el riesgo de verse ensombrecido por la incertidumbre en torno al Brexit y las diferencias entre el mandatario y el alcalde de Londres, Sadiq Khan.

Antes incluso de que el Air Force One aterrizara al norte de Londres, Trump arremetió en Twitter contra Khan, que gobierna la ciudad donde se alojará Trump dos noches durante una estancia llena de pompa y circunstancia.

Los comentarios llegaron después de que Khan afirmara en una columna en un diario que Trump no merecía ser recibido con alfombras rojas en Gran Bretaña y era “uno de los ejemplos más escandalosos de una creciente amenaza global” de la ultraderecha hacia la democracia progresista.

En sus tuits, Trump afirmó que el regidor “se mire como se mire, ha hecho un trabajo terrible como alcalde de Londres” y había sido “tontamente desagradable con el presidente de los Estados Unidos, de lejos el aliado más importante de Reino Unido”. También tachó a Khan de ser “un perdedor que debería centrarse en la delincuencia en Londres, no en mí”.

Después añadió palabras amables para sus anfitriones, señalando que estaba deseando “ser un gran amigo de Reino Unido, y espero con ansia mi visita”.

El matrimonio Trump tomó el Marine One, el helicóptero presidencial, para ir del aeropuerto de Stansted al centro de la capital británica.

La agenda del viaje es principalmente ceremonial: una visita de estado y una audiencia con la reina Isabel II en Londres, ceremonias de recuerdo del Desembarco de Normandía a ambos lados del Canal de La Mancha y la primera visita presidencial de Trump a Irlanda, que incluirá una estancia en su club de golf.

Sin embargo, el presidente llegará en un momento complicado, con una nueva oleada de peticiones de impugnación en casa e incertidumbre al otro lado del Atlántico. La primera ministra británica, Theresa May, ha pasado por meses de inestabilidad en torno al Brexit y se espera que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, aproveche el 75 aniversario de la batalla que cambió el curso de la II Guerra Mundial para pedir el fortalecimiento de los lazos multinacionales que Trump ha debilitado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo