El caso que deja en duda la legislación del aborto en Bolivia: nace guagua de niña de 14 años que fue víctima de violación

La niña de 14 años se había acercado al Hospital a las 23 semanas de gestación para interrumpir el embarazo

Por Moira Riquelme

Un hospital de Santa Cruz, Bolivia, realizó un aborto a una niña de 14 años que había sido víctima de una violación, pero debido a que la menor tenía cerca de siete meses de embarazo, nació una lactante prematura, quien actualmente se encuentra en terapia intensiva.

El caso tiene sometido a Bolivia en un dilema del límite de la objeción de conciencia en los médicos, ya que la menor había ido al Hospital de la Mujer con 23 semanas de gestación, pero la evaluación médica arrojó que el desarrollo del embarazo era "adecuado" pese a que sus padres habían informado que la pequeña había sido violada.

Luego, la familia volvió exigiendo la interrupción del embarazo, pero todos los médicos de turno aplicaron la objeción de conciencia.

Según la sentencia constitucional del país, "se reconoce la capacidad del médico a acogerse a la objeción de conciencia", sin embargo, el director médico de maternidad, Federico Urquizo no podía objetar ya que según las leyes del país para las autoridades y cargos altos del Hospital es ilegal.

De acuerdo con el medio boliviano El Deber, la menor intentó quitarse la vida debido a la horrible situación que estaba viviendo por lo que la sometieron a exámenes psicológicos los cuales confirmaron que tenía depresión.

Además, la niña no sabía que estaba embarazada ya que no se le notaba en el abdomen y según las declaraciones dadas por su hermana al diario boliviano, la familia comenzó a darse cuenta debido a los cambios de su comportamiento y que no les había contado por miedo y vergüenza.

Actualmente, la familia de la infante está haciendo los trámites para sacarla del Hospital, ya que según las declaraciones de la hermana no quiere saber de la niña recién nacida ya que no puede cuidarla y su familia ha manifestado que tampoco puede hacerse cargo.

A fines de 2017 se ampliaron las causales del aborto donde quedó establecido que la interrupción del embarazo no será delito durante las primeras ocho semanas de gestación, cuando la mujer sea estudiante o tenga a su cargo personas adultas mayores, con discapacidad, en caso de malformación del feto, si el embarazo es consecuencia de una reproducción asistida no consentida por la mujer, violación, estupro, incesto, peligro para la salud integral de la mujer y cuando la embarazada es niña o adolescente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo