Gurú de la montaña cree que subir el Everest perdió su encanto

"Los escaladores de verdad lo están evitando y tratan de demostrar sus aptitudes en picos menos populares y más peligrosos". dijo Manmohan Singh Kohli.

Por AP

El monte Everest ya no tiene la misma aura que cuando Manmohan Singh Kohli encabezó la primera expedición india que llegó a su cima hace varias décadas.

Una programación ajustada y la falta de experiencia de los escaladores aumentan los peligros, le restan emoción a la aventura y generan muchas muertes, según el capitán retirado de la Armada, quien hoy tiene 88 años. El Everest ha pasado a ser parte de las “listas de cosas que hay que hacer antes de morirse” y cada vez más gente intenta conquistarlo. Pero los montañistas en serio están evitándolo y tratando de demostrar sus aptitudes en picos menos populares y más peligrosos.

Esa puede ser una de las razones por las que una expedición que desapareció en el lado indio del Himalaya trató de escalarlo por una ruta poco usada. Se cree que los ocho miembros del equipo, procedentes de varios países y encabezados por un veterano montañista británico, murieron en una avalancha.

everest AP

Después de liderar a otros nueve escaladores hasta la cima del Everest en 1965, Kohli pasó a ser una celebridad. La aerolínea estatal lo hizo recorrer el mundo hablando de su hazaña, que por entonces había sido intentada solo por un puñado de gente.

Cincuenta años después hay toda una industria en Nepal en torno al Everest, que reduce los costos y ofrece servicios, incluidos sherpas locales que llevan la carga: tanques de oxígeno, sogas, carpas y comida.

Lo que supo ser una epopeya inusual e increíble se ha convertido en “turismo en las alturas”, dijo Kohli, quien casi murió en un fallido intento por conquistar el Everest en 1962. “La aventura asociada con la escalada ha desaparecido”.

Se chacreó

El gobierno de Nepal emitió 381 permisos para subir al Everest este año, una cifra récord que generó congestionamientos en el sendero hacia la cima más alta del mundo. Nepal calcula que en mayo huyo 700 personas en el sendero, incluidos los sherpas.

El congestionamiento provoca demoras en la “zona de la muerte”, que va desde el Campamento 4 hasta la cima, lo que tiene sus consecuencias. Los escaladores tienen pocas horas para llegar a la cima antes de exponerse a sufrir edemas pulmonares, en los que los pulmones se llenan de líquido. Once montañistas fallecieron esta temporada, el saldo más alto en cuatro años.

“Hay mucha gente allí, demasiados equipos. Esa sensación de estar solo y de planificar tu propia aventura ha desaparecido”, dijo Kohli en una entrevista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo