Kim Jong Un anda armado desde los once años y a los siete tuvo su primer auto

Es alguno de los datos sobre el líder supremo de Corea del Norte que aparecen en su más reciente biografía.

Por Sebastian Foncea

Apenas Kim Jong Un sucedió el 2011 a su difunto padre, Kim Jong-Il, al mando de Corea del Norte, la prensa intentó hacer perfiles sobre su personalidad, pero sólo encontró misterio porque del joven ni siquiera se tenía clara su edad.

Trascendió que había estudiado en un colegio en Suiza y que le gustaba el básquetbol de la NBA, por eso su buena relación con la ex estrella de los Chicago Bulls, Denis Rodman, quien ha visitado varias veces su país como embajador de buena voluntad.

De la vida de Kim se sabía que es hijo de Ko Yong-hui, la tercera esposa de su papá, y que tenía dos hermanos mayores.

Cuando asumió el poder un compañero de curso en Suiza recordó que Kim "tenía un buen sentido del humor y se llevaba bien con todo el mundo, incluso con los estudiantes de países que son enemigos de Corea del Norte. La política era un tema tabú en la escuela. La mayoría de nuestros padres eran diplomáticos o gente de negocios, unos pocos procedían de familias ricas de Suiza. Había gente de América, Europa, Asia, muchos judíos y muchos árabes, pero en tres años sólo hubo una discusión sobre el conflicto de Oriente Medio. Discutíamos sobre fútbol, ​​no de política".

kim El líder supremo de niño. / Twitter

La editora de The Washington Post, Anna Fifield, ahora aporta más datos del líder con la biografía que tituló "El gran sucesor". La investigadora describe a Kim como un niño inteligente, seguro pero aislado.

En el diario en que trabaja publicó un extracto del libro que recoge el testimonio de un chef japonés que le cocinaba sushi a la familia del líder. Kenji Fujimoto también les hacía faisán asado, sopa de aleta de tiburón, cabra asada al estilo ruso, tortuga hervida, cerdo y pollo. Mientras el arroz que les preparaba, según el cocinero, era cosechado en una zona privilegiada del país y las campesinas escogían cada grano a mano para que fueran todos del mismo porte.

Luego Fujimoto volvió a Japón, puso un restaurante y contó para el libro que junto con alimentar a sus patrones, se transformó en compañero de juegos de Kim, desde una vez en que elevó un volantín para el entonces heredero.

Fujimoto también llevaba a Kim y a uno de sus hermanos a pescar lubina en bote, el ingrediente favorito del papá de los niños.

Tan grande eran los palacios del gobernante que la familia recorría sus jardines (con cascadas y lagos artificiales) en carritos de golf.

Según Fujimoto, Kim era consentido de forma particular porque le regalaron su primer auto de lujo a los siete años (un vehículo modificado para que pudiera manejarlo), y el niño desde los once años tenía permiso para andar con una pistola Colt 45.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo