Las dos caras de la electromovilidad: mientras el transporte público eléctrico se multiplica, la venta de autos particulares aún no despega

Los vehículos de esta tecnología se venden hace una década en Chile y aún así no superan la flota que se compró para Red. Se vislumbra que recién en 2031 se genere una competencia con el auto convencional.

Por Gabriel Arce

La electromovilidad se convirtió en un tema en boga en nuestro país. Sobre todo en Santiago, con los doscientos buses eléctricos que ya recorren la Alameda y la Avenida Grecia. Pero también en regiones, con el anuncio del arribo del sistema de trasporte RED a las principales ciudades del país.

No obstante, la movilidad impulsada por baterías de litio tiene dos caras opuestas: mientras el transporte público crece y se consolida, la venta de autos particulares sigue sin despegar.

Así lo indican las cifras. La ministra de Transportes, Gloria Hutt, anunció este miércoles el arribo de 183 buses eléctricos más para Santiago, que llegarán en agosto a la empresa Metbus. A eso se suma la llegada en paralelo de otros 25 buses para Redbus. Con eso, Chile ya ha comprado 411 buses de ese tipo para el transporte público.

¿Y qué ocurre con los autos particulares? Siguen siendo una sombra de los autobuses. Según cifras oficiales de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC),  en 2018 se vendieron apenas 129 autos eléctricos a lo largo del país, lo que marca un triste 0,2% de participación del mercado total.

El crecimiento, de hecho, fue de apenas el 3,2% respecto de 2017, año en que se vendieron 125 autos. Por su parte, se han vendido 75 autos con entrañas de litio en lo que va de este año.

Alberto Escobar, gerente de Movilidad de Automóvil Club de Chile, cree que aún falta tiempo para que la electromovilidad contagie a los ciudadanos ¿El principal enemigo? su precio. "En diez años o antes, la diferencia en el precio entre un eléctrico y uno convencional va a ser muy baja. En ese lapso el 40% del parque vehicular será eléctrico", afirma.

Junto a eso, el experto señala que "esperamos que a partir del 2031 se genere un acercamiento más grande al público chileno considerando que el precio de las baterías disminuye entre un 4 y un 8% su valor anualmente".

Pero el precio no es el único problema, ya que si bien la demanda es pobre, la oferta no es mucho mejor. "Si alguien deseara comprar, probablemente tenga que hacer un abono y esperar a que llegue en seis meses. Eso es un desincentivo", cree Escobar.

Los modelos más vendidos a la fecha son el Hyundai Ioniq (129 unidades) y el Nissan Leaf (73), seguidos de cerca por el BMW i3 (61). Todos ellos, modelos de $25 millones hacia arriba. Por estos días, el mercado pone su acento en el segmento premium de lujo. De hecho, casi el 38.3% de las ventas responden al segmento entre 25 y 50 mil dólares. Ejemplo de eso es la llegada del QS Inspiration Concept de Infinity, un modelo que apostó por la electrificación de su motor para hacer presencia en la tecnología.

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo