Capitana arriesga 20 años de cárcel por salvar a mil inmigrantes

La alemana fue detenida cuando atracó en Italia, país que multará con hasta 50 mil euros a los barcos que intenten rescatar náufragos.

Por Sebastian Foncea

La crisis migratoria se tomó la agenda política en Italia, y sus autoridades tomaron una medida que ha causado impacto en el resto del mundo. Los barcos sorprendidos en el mar territorial del país, cuya misión sea rescatar embarcaciones de inmigrantes, serán sancionados con una multa que va entre los diez mil y cincuenta mil euros.

El decreto impulsado por el ministro del Interior, Matteo Salvini, penalizará a los barcos de las ONG que rescaten migrantes en el Mediterráneo y violen la prohibición de entrada, tránsito o estacionamiento en aguas territoriales italianas

.

Sea Watch La ONG alemana Sea Watch en acción. / Sea Watch

"Tenemos decreto. Es un paso adelante en favor de la seguridad", dijo Salvini ante la promulgación de una veintena de artículos dirigidos a luchar contra la inmigración clandestina.

 

La propuesta original era cursar una multa de cinco mil 500 euros por cada inmigrante rescatado, pero la idea del Ejecutivo no tuvo el respaldo político suficiente.

Alemana

En medio de la polémica medida está el proceso de Pia Klemp, una activista alemana de 36 años, que arriesga 20 de cárcel y una multa de 500 mil euros por rescatar migrantes en el Mediterráneo.

La capitana ha salvado a alrededor de mil personas que luchaban por llegar a Europa, e Italia la acusa de fomentar y ayudar a "la entrada ilegal de extranjeros". El 2017 el barco que usaba para los rescates atracó en la ciudad italiana de Lampedusa y en ese momento fue detenida y formalizada.

Pia esperó dos años el comienzo del proceso que ya partió y cuenta con el apoyo de más de 75 mil personas que han firmado para su liberación.

"Sólo hemos respetado el derecho internacional, especialmente el derecho del mar, donde la máxima prioridad es salvar a las personas de la angustia", dijo la acusada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo