Cambio de Gabinete: las frases que marcaron los 15 meses de José Ramón Valente en el Ministerio de Economía

Pendientes como liderar la modernización de INE y tareas cumplidas como la Ley de Pago a 30 Días y el avance en la Agenda Pro Consumidor marcaron su gestión.

Por Publimetro

“Me daría lata, porque uno arma equipos de trabajos", confesaba ayer ante la consulta sobre su posible salida. Un año, tres meses y dos días alcanzó a permanecer José Ramón Valente alcanzó en el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo en este segundo periodo de Sebastián Piñera en La Moneda, siendo reemplazado por el que era hasta ahora ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, que estuvo en ese cargo en la primera administración del Mandatario.

Así, se genera un cambio en el equipo económico, momentos en que esta área está seriamente cuestionada por la desaceleración que se ha registrado en el crecimiento.

El economista lideró varios proyectos y leyes enfocados en aumentar la productividad, apoyar a los emprendedores e impulsar una agenda pro consumidor, pero también por algunas frases polémicas que no pasaron desapercibidas.

En julio de 2018, cuando el Gobierno estaba enpeñado en reactivar la inversión en el  país para levantar el crecimiento económico, el ahora ex secretario de Estado dijo en una entrevista a CNN Chile que si le recomendaría a algún inversionista chileno trasladar parte de su inversión al exterior, a lo que respondió que “definitivamente la respuesta es sí", porque “es sano que no pongamos todos los huevos en la misma canasta”.

Dadas las reacciones que generaron esas declaraciones, el secretario de Estado tuvo que salir al paso y aclaró que "me hicieron una pregunta directa respecto de cómo invertía mis ahorros personales y la respuesta también fue directa respecto de que es una recomendación, no solo para mí, sino que para todos los chilenos, que puedan diversificar la inversión de sus ahorros personales en Chile y en el extranjero".

Otra de sus recordadas expresiones fue en una conversación con La Tercera, donde aseguró que "la gente me tiene estereotipado como un cuico y no es así", confesando que conoció Europa "recién a los 30 años".

Recientemente, en mayo pasado, Valente comentó el dato del IPC, tal como siempre hacía con todas las cifras macroeconómicas en paralelo con su par de Hacienda. Con una inflación controlada, el economista sostuvo que esto era "es una buena noticia para el bolsillo de los chilenos", añadiendo que que la inflación, "si está creciendo 2% al año, que es lo que ha crecido en los últimos 12 meses, quiere decir que la billetera de los chilenos está creciendo, y está pudiendo tener mayor poder adquisitivo".

Tareas hechas y pendientes

Durante estos 15 meses, el cesado ministro estuvo enfocado a levantar la productividad, para lo cual lideró el lanzamiento de la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional (Opren), desde donde se trabajaron diferentes medidas para eliminar la burocracia para concretar inversiones y alivianar también los trámites a los emprendedores.

También lideró la Agenda Pro-Consumidmodior del Gobierno, que tuvo entre sus iniciativas modificar la regulación vigente en caso de denegación involuntaria de embarque por sobreventa de pasajes aéreos, facilitar la terminación de contratos de adhesión, crea una central electrónica de recetas médicas, establece el derecho a retracto en compras electrónicas y posibilita la elección de garantía de productos. Además se estaba trabajando en la portabilidad de créditos hipotecarios.

El ex secretario de Estadp también lideró uno de los proyectos más destacados para el mundo emprendedor, como lo fue la Ley de Pago a 30 Días. Cabe recordar que originalmente, el proyecto contemplaba un plazo de 60 días, idea que el propio Valente apoyaba, pero la presión de los gremios de las pymes hizo que finalmente se llegara a la iniciativa que fue promulgada.

A Valente también le tocó enfrentar situaciones complejas con concretar y poner en marcha al renovado Sernac, cuya ley tuvo un complicado trámite, luego de que el Tribunal Constitucional modificara y eliminara una serie de mecanismos sancionatorios que buscaban reforzar al servicio.

Finalmente, la últia dura tarea con la que tuvo que lidiar fue la manipulación de los datos del IPC que el INE -dependiente del Ministerio de Economía- reconoció y denunció el pasado 13 de mayo, cuya investigación aún está en proceso. Pendiente le quedó al ex ministro sacar a adelante la ley que busca modernizar a esta institución y dotarlo de mayor autonomía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo