Sepa cómo mantener el calor en su casa ahorrando en calefacción

Los materiales de construcción, y una correcta selección de éstos, juegan un rol clave.

Por Consuelo Rehbein

Empezamos a dar paso a los días más fríos y con menos luz solar, por lo tanto, inevitablemente nos preparamos para estar más tiempo en casa, buscando el calor del hogar. En ese contexto, se vuelve prioridad usar la calefacción de forma prudente y eficiente, para así mantener una temperatura confortable a menor precio.

Uno de los trucos más conocidos es utilizar la luz solar para juntar calor cuando el día esté caluroso. Esto quiere decir que debemos mantener cortinas o persianas abiertas durante las horas de calor, hasta que en la tarde caiga la intensidad.

Las habitaciones que no utilizamos son un gran factor a considerar. Mantener las puertas cerradas evitará que el aire frío se mueva hacia el resto de la casa y mantendrá el calor concentrado en un área más pequeña.

Ojo con las ventanas

Es importante que sepamos que uno de los principales lugares de fuga de calor dentro del hogar son las ventanas, solo basta con acercarse a una de ellas en un ambiente calefaccionado para darse cuenta de que la temperatura desciende rápidamente unos 2 o 3 grados, más aún si está fabricada con vidrio crudo (el cristal más sencillo).

"El termopanel une dos cristales separados por una cámara de aire seco y quieto, herméticamente cerrado al paso de la humedad y al vapor de agua, transformándolo en aislante térmico. Con un Termopanel puedes reducir a menos de la mitad la fuga energética frente a un vidriado simple. Esto quiere decir que en invierno se conserva la energía que se perdería a través de un vidriado simple por lo tanto se genera un significativo ahorro en calefacción” asegura Gonzalo Acevedo, Gerente Comercial de Vidrios Lirquen.

De hecho, existen diversos tipos y combinaciones de termopaneles, pero cuando hablamos de eficiencia energética sobresale el de tipo “Low-E”, el cual se compone de un cristal incoloro tradicional y un cristal low-e, que posee una capa de baja emisividad en una de sus caras, lo que funciona reflejando el calor de vuelta a tu casa, reduciendo así las fugas y produciendo un ahorro de hasta un 40% en calefacción, según estudio realizado por la consultora en eficiencia energética EA buildings.

Finalmente otro punto importante son los marcos de las ventanas, algo que según Acevedo, “se necesita contar con un marco eficiente y de buena calidad, que trabaje de la misma forma que el vidrio y permita mantener este ahorro energético. La gente aveces se equivoca y compra vidrios de buena calidad, pero con malos marcos. Esto es absolutamente incompatible”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo