Carlos Irarrázaval ofrece sus "disculpas" tras polémicas declaraciones y explica su renuncia como obispo auxiliar de Santiago

Este viernes se dio a conocer que el papa Francisco aceptó su dimisión.

Por Christian Monzón

El presbítero Carlos Irarrázaval dio a conocer este viernes una declaración pública luego que se informara este viernes que el papa Francisco aceptó su renuncia al oficio de obispo auxiliar de Santiago.

En su mensaje, hizo alusión además a sus polémicas declaraciones en donde manifestó que "es cierto que en la Última Cena no había ninguna mujer sentada en la mesa y eso tenemos que respetarlo también. Jesucristo tomó opciones y no lo hizo ideológicamente, no son ideológicas y nosotros queremos ser fieles a Jesucristo".

Duró apenas 25 días: papa Francisco acepta renuncia de Carlos Irarrázaval como obispo auxiliar de Santiago

El presbítero se vio envuelto en una polémica al señalar que "es cierto que en la Última Cena no había ninguna mujer sentada en la mesa y eso tenemos que respetarlo también. Jesucristo tomó opciones y no lo hizo ideológicamente, no son ideológicas y nosotros queremos ser fieles a Jesucristo".

De igual manera, expresó en dicha oportunidad que "la cultura judía es machista hasta hoy. Si ves a un judío caminando por la calle, la mujer va 10 pasos atrás, pero Jesucristo rompe ese esquema".

"Quiero reiterar mis disculpas"

"El papa Francisco ha tomado contacto conmigo, y fruto de un diálogo y un discernimiento en conjunto, ha aceptado mi renuncia", señaló en su declaración pública.

"Se ha tomado esta decisión con cariño, para cuidar la unidad y la paz de esta querida Arquidiócesis de Santiago. Quiero reiterar a los que se han visto afectados por mis declaraciones en los medios, mis disculpas, y quiero darle las gracias a tantos que en mi tiempo de seminario, y ya 23 años de sacerdocio, me han acompañado en las distintas comunidades donde me ha tocado servir y que con su cariño, con sus consejos y también con sus correcciones, me han ayudado a ser el sacerdote que soy", afirmó.

De igual manera, indicó que "seguiré sirviendo hoy en la parroquia del Sagrado Corazón en Providencia. Mañana donde el obispo y el Señor me quieran llevar en esta vida sacerdotal, que espero que sea larga y siempre fiel. Para eso les pido sus oraciones por este cura".

"Invoco para ustedes la bendición de Dios y los invito a que juntos nos pongamos bajo el manto protector de Santa María, Nuestra Señora del Carmen", remató.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo