Nanoinfluenciadores: ¿Cómo funciona esta nueva tendencia en marketing general?

Sin duda las empresas hoy están más dispuestas a invertir en redes sociales y en el marketing digital para dar a conocer sus productos y abarcar otros potenciales clientes que se pueden encontrar en Instagram.

Por Consuelo Rehbein

Para eso, muchas marcas deciden tener “rostros” que recomienden sus servicios, sin embargo, en algunos casos la elección no da los resultados esperados, ya que las publicaciones son muy monótonas, poco creíbles y poco orgánicas. Al comienzo los influenciadores elegidos solían ser rostros conocidos de la TV, pero poco a poco, estos fueron dado paso a los microinfluenciadores. Sin embargo, hoy la tendencia del marketing digital en redes sociales hace referencia los nanoinfluenciadores.

Tomás Collados, CEO de Frisbi Marketing, explica que “los nanoinfluenciadores son personas comunes y corrientes que tienen una alta actividad en Redes Sociales. Generalmente poseen entre 800 y 3.000 seguidores y su credibilida es muy alta”. Además agrega que “según Nielsen, 92% de los productos o servicios que recomienden serán tomados en cuenta por sus seguidores”. Esta nueva tendencia, permite mostrar los productos de forma más natural y cotidiana, y el mensaje llega de mejor manera a los receptores.

Modelo en crecimiento

Según los datos que maneja Frisbi Marketing, el crecimiento de los nanoinfluenciadores, fue de un 110% en 2018 y proyectan que en 2019 llegue a cerca de un 200%. Esta nueva tendencia del marketing digital es esencial para las empresas, ya que “el beneficio de trabajar con ellos es que se puede microsegmentar al máximo nivel y así optimizar el presupuesto para llegar con el contenido exactamente donde la marca lo necesita y no malgastar presupuesto en seguidores que no son del target, explica Tomás Collados, quien acaba de terminar estudios de post grados en Nueva York University.

Para detectar a posibles nanoinfluenciadores, en Frisbi Marketing utilizan tecnología de inteligencia artificial, ya que tienen un proceso patentado para comunicarse con ellos y luego reclutarlos. Luego ellos publican contenido relacionado a la marca, pero sin perder su naturalidad, idealmente sin que nadie se de cuenta que son influenciadores, son simples fanáticos de una marca como lo somos todos los consumidores. Si bien los nanoinfluenciadores en Europa y EEUU existen desde 2016, a Chile está tendencia está llegando poco a poco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo