El jurado encontró culpable de todos los cargos a líder de la secta de esclavas sexuales NXIVM

El norteamericano Keith Raniere usaba de fachada un grupo de autoayuda para reclutar mujeres, y arriesga cadena perpetua.

Por Sebastian Foncea

El grupo norteamericano NXIVM, con tentáculos en México y Canadá, se vendía como formador de líderes y de autoayuda, pero en realidad ocultaba a una secta que sometía a mujeres a todo tipo de abusos y las convertía en esclavas sexuales.

En sus principios NXIVM declaraba ser "una comunidad guiada por ideales humanitarios que buscan empoderar a la gente y resolver preguntas importantes sobre lo que significa el ser humano".

Su líder Keith Raniere, de 58 años, fue acusado por los delitos de tráfico sexual, explotación sexual, crimen organizado, explotación sexual infantil, pornografía infantil y extorsión. Un jurado de Brooklyn demoró cinco horas en encontrarlo culpable por lo que arriesga una pena de cadena perpetua.

Tan fuerte era el dominio de Raniere sobre algunas de sus esclavas sexuales, que ellas alegremente se marcaban a fuego las iniciales del líder en el pubis (KR) como si fueran vacas para demostrar su obediencia.

Gran parte del juicio se centró en un sub grupo dentro del NXIVM llamada "D.O.S", que se encargaba de reclutar mujeres. Ellas eran convencidas haciéndoles creer que integraban un grupo de formación de líderes femeninas, sin embargo las participantes eran obligadas a quedar subordinadas sexualmente a Raniere.

El juicio duró seis semanas y la fiscalía usó grabaciones, correos electrónicos, y testimonios de miembros de la secta que se declararon culpables con el compromiso de una reducción de condena.

La pena de Raniere será dada a conocer el 25 de septiembre y la defensa del falso gurú informó que apelará.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo