Ex comandante Fuente-Alba queda con arraigo nacional tras formalización por lavado de activos

Se le acusa de ocultar su enriquecimiento ilícito a través de artimañas con los gastos reservados del Ejército. A través del tiempo, compró varios inmuebles y autos de lujo.

Por Gabriel Arce

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago decretó esta mañana el arraigo nacional para el ex comandante en jefe del Ejército, quien está siendo investigado por el delito de lavado de activos.

La audiencia estuvo marcada por la gran cantidad de acusaciones que detalló el fiscal persecutor del caso, José Morales, sobre los mecanismos del alto funcionario de las Fuerzas Armadas, para enriquecerse por medio de los gastos reservados.

Según se detalló, la serie de operaciones financieras, entre ellas vehículos de lujo, los favoritos del ex militar, y de inmuebles, están cifrados en 422 millones de pesos y 141 mil dólares los gastos emitidos con facturas injustificadas. Por ejemplo, 90 millones los destinó para pagar cuotas luego de la adquisición de automóviles, con fondos de los gastos reservados.

En cuanto al lavado del dinero, el fiscal Morales explicó que fue distribuido en ocho cuentas bancarias nacionales e internacionales, tanto nacionales como extranjeras, y 17 tarjetas de crédito.

Con eso, el perjuicio fiscal hasta el año 2014, según afirma Morales, es de 2.980 millones de pesos.

Si bien el fiscal pidió la prisión preventiva, el juez de la audiencia, Ponciano Sallés, estimó que el arraigo era suficiente, dado que la detención ya es efectiva por parte de la justicial militar.

La formalización es histórica. Dado que la medida de arraigo, más la investigación que se extenderá por seis meses, es la primera que se realiza por la justicia civil contra un ex alto rango del Ejército.

De hecho, Morales lleva adelante otra investigación contra Fuente-Alba, la cual se mantiene en secreto por motivos de seguridad nacional.
Además, también está imputada la esposa del general en retiro, Anita Pinochet, nombre que aparece en varios pagos injustificados.

Por tratarse de un ex militar, la justicia ordinaria solo puede imputarle el delito de lavado de activos. Sin embargo, en paralelo se desarrolla la investigación de la ministra en visita Romy Rutherford, por el delito de malversación de caudales públicos por $3.500 millones.

Fuente-Alba se mantiene en prisión preventiva en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén desde el 14 de febrero pasado.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo