Más frío y oscuro: hasta 40% pueden subir los gastos comunes en invierno

La calefacción e iluminación hacen subir las cuentas, mientras algunas comunidades invierten no poca plata para hacer sus edificios más eficientes.

Por Pablo Contreras Pérez

Junio ya se nos está yendo, pero llegan julio y el invierno, y con ello los bolsillos de quienes viven en departamentos sufren. Y es que es en este periodo cuando los gastos comunes se disparan, por culpa de la calefacción y la iluminación.

Según datos de ComunidadFeliz.cl, en base a las 2 mil comunidades que administran (70% de RM y 30% de regiones), este ítem puede subir 20% y hasta 40%. “Debido a las bajas temperaturas y el costo de la calefacción, el gasto común promedio se ubica alrededor de $100.000”, afirma David Peña, gerente comercial de la plataforma.

Añade que julio es el mes más caro “alcanzando un promedio de $102.432 por departamento”. Por otro lado, el ejecutivo destaca que “debido al horario de invierno, se oscurece más temprano y aumentan las horas donde se necesita recurrir a iluminación artificial para iluminar los espacios comunes”, lo que “finalmente significa que las personas y las comunidades gastan más por electricidad y a un precio mayor por los topes aplicados”.

Peña además cuenta de las dificultades de cómo se cobra el gas durante estos meses. "A la comunidad completa normalmente le llega una sola factura de gas, después los reglamentos comúnmente muestran que el 50% de esta factura se debe incluir en el gasto común, divida por prorrateo. Luego, el restante 50% se separa según las lecturas del medidor de agua caliente y el medidor de calefacción. Es por esto que si, en el peor caso, solo una persona usa la calefacción, esta termina pagando el 25% de la factura”.

Inversiones para bajar costos

Según un reporte de 2018 de la organización Green Building Council, solo 11% de los proyectos de construcción inscritos con el sello de sustentabilidad LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), son residenciales.

El hacer más eficiente el edificio donde viven es la preocupación de algunas comunidades y han tomado medidas, que de todas formas no son baratas. “Las alternativas más utilizadas son el cambio hacia sistemas de iluminación y calefacción más eficientes, como iluminación led y ventanas termopanel”, indica Peña.

La otra opción es optar por la instalación de paneles solares, tanto para ahorrar electricidad como para calefaccionar agua y disminuir la carga de la caldera, pero su costo es elevado.

“La instalación de paneles solares para un edificio tiene un costo de entre $500 mol y $800 mil por metro cuadrado”, afirma el gerente de ComunidadFeliz. Y añade que con los ahorros generados, la inversión “suele recuperarse en alrededor de siete años”.

Una opción más económica y que también está siendo utilizada es lo que se conoce como techos verdes que corresponde a poner vegetación en la azotea, la que “ayuda enormemente a regular la temperatura tanto en invierno como en verano. El costo de esta iniciativa es relativamente barata, aunque dependerá de cómo es el drenaje del techo”, dice Peña.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo