Irán ejecutó a un funcionario del ministerio de Defensa por espiar para la CIA

El vocero de su Cancillería advirtió sobre "consecuencias devastadoras" para EE.UU. en caso de que los ataque.

Por Sebastian Foncea

La tensión entre EE.UU. e Irán está en su punto más alto desde que el segundo país derribó un avión no tripulado norteamericano; ataque que motivó a Donal Trump a ordenar una represalia con tientes de guerra, de la cual se arrepintió a diez minutos de la hora sin retorno.

El conflicto ahora volvió a los discursos chovinistas porque el vocero de la Cancillería iraní, Abbas Mousavi, declaró a la agencia Tasnim que Estados Unidos sufrirá "consecuencias devastadoras" si es que decide atacarlos, como estuvo a punto de hacerlo.

"Al margen de las decisiones que tomen las autoridades de EE.UU, no vamos a permitir que se viole el territorio de la República Islámica. Estamos listos para hacer frente a cualquier amenaza contra la integridad territorial", agregó Mousavi.

El general Abolfazl Sherkarchi, también le echó bencina a la fogata. Declaró que "cualquier error de Estados Unidos, o sus aliados, sería como disparar contra un barril de pólvora que arrasaría la región. Disparar una bala contra Irán tendrá consecuencias devastadora para los intereses de Estados Unidos y sus aliados en la zona”.

Pero la reacción iraní no sólo se ha quedado en palabras amenazantes, sino que pasó a la acción porque el Gobierno de Teherán ejecutó a un funcionario del ministerio de Defensa acusado de haber sido un espía de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, la CIA.

El finado, identificado como Yalal Hajizavar, había dejado el ministerio hace nueve años, pero una investigación habría descubierto que en su casa tenía documentos clasificados y equipos de espionaje. El supuesto espía fue ejecutado en la cárcel de Rajai Sahar, según informó la agencia iraní IRIB.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo