¿Es posible que haya agua dulce debajo del océano? Descubren gigantesca reserva oculta bajo el Atlántico

Y no sería la única que existe.

Por Nathaly Lepe

Un sorprendente descubrimiento realizaron Geólogos de la Universidad de Columbia frente a las costas de Estados Unidos, bajo el océano Atlántico y que podría transformarse en una solución real a la crisis hídrica que atraviesan varios países, como parte de los efectos del calentamiento global.

De acuerdo con los resultados publicados en la revista "Nature Scientific Reports" desde la costa de Massachusetts hasta Nueva Jersey, existe una gigantesca reserva de agua dulce, la que tendría cerca de 40 mil kilómetros cuadrados.

El acuífero submarino se prolonga alrededor de 80 km hasta el borde de la plataforma continental y de acuerdo con la publicación "es de baja salinidad".

Si bien se cree que las aguas subterráneas de baja salinidad son abundantes, su distribución y volumen en todo el mundo son poco conocidos debido al número limitado de observaciones.

Para dar con la reserva, los investigadores utilizaron "nuevos métodos geofísicos electromagnéticos de aguas someras", los que "proporcionan restricciones más continuas en el agua subterránea costa afuera que los modelos anteriores" presentando evidencia de una conexión entre el moderno sistema hidrológico terrestre y los acuíferos marinos.

El acuífero al noreste de EE. UU. Reproducción Universidad de Columbia

¿Cómo es posible que haya agua dulce debajo del océano?

"Nuestros datos sugieren que un sistema continuo de acuíferos submarinos abarca al menos 350 km de la costa atlántica de EE. UU. Y contiene aproximadamente 2800 km3 de agua subterránea de baja salinidad. Nuestros hallazgos se pueden usar para mejorar los modelos de procesos glaciales, eustáticos, tectónicos y geomórficos del pasado en las plataformas continentales y proporcionar información sobre la geoquímica, los ciclos biogeoquímicos y la biosfera profunda", dice el análisis.

Pero cómo es posible que esta agua de baja salinidad se encuentre debajo del Atlántico. Pues según el equipo de investigadores, se debe a que se encuentra atrapada en sedimentos porosos que se encuentran debajo del océano salado.

Esta no es la primera vez que se tienen indicios de este acuífero, aunque sí es la primera vez que se puede confirmar su extensión. En efecto, en la década de 1970, algunas empresas perforaron la costa en busca de petróleo y en vez del combustible detectaron agua dulce.

Para entonces los científicos se preguntaban si los depósitos de agua eran solo bolsas aisladas o algo más grande.

Sobre cómo llegó esa agua a ese lugar, los investigadores estiman que puso haber ocurrido hace más de 15 mil años, hacia el final de la última era glacial, cuando gran parte del agua del planeta estaba atrapada en el hielo.

Así, cuando el hielo se derritió el agua dulce quedó atrapada en bolsas dispersas, las que quedaron cubiertas por agua salada cuando los océanos avanzaron.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo