¿Existe alguien tan malvado para hackearlas? Bombas de insulina corren el riesgo de recibir un ciberataque

Algunos modelos son vulnerables a ciberataques que alteren la dosis hormonal que reciben los pacientes

Por Francisca Herrera

Los pacientes diagnosticados con diabetes tipo 1 (insulinodependientes) que utilicen bombas de insulina deben estar en alerta según la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA, por su nombre en inglés), ya que se descubrió que “ciertas bombas de insulina Medtronic MiniMed tienen riesgos potenciales de ciberseguridad”.

En el mundo existen 422 millones de personas diabéticas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). De este número, alrededor de un 10% son insulinodependientes y requieren que se les suministre esta hormona para regular los niveles de azúcar. La bomba de insulina cumple esa función de manera automática, reemplazando las inyecciones constantes.

De acuerdo con la FDA, una tercera persona no autorizada podría conectarse de forma inalámbrica a estos dispositivos para cambiar la configuración del aparato y alterar las dosis de insulina administradas al paciente. De esta manera, pueden aumentar los niveles de la hormona para provocarle hipoglucemia (baja de azúcar) al paciente o detenerla completamente para generar una cetoacidosis diabética (alto nivel de azúcar) que puede llevar a la muerte.

“Si bien no estamos al tanto de los pacientes que pueden haber sido perjudicados por esta vulnerabilidad de seguridad cibernética en particular, el riesgo de daño al paciente si dicha vulnerabilidad se deja sin atender es significativo”, advirtió la Dra. Suzanne Schwartz, directiva de la FDA.

¿Cómo evitar un hackeo?

La principal recomendación para evitar un ataque cibernético es mantener la bomba de insulina y aparatos conectados a ella control en todo momento, estar pendiente de las notificaciones de bombeo, alarmas y alertas.

La FDA insta a conectarla solamente a dispositivos con software de Medtronic, no compartir el número de serie de la máquina, cancelar cualquier bolus involuntario, controlar los niveles de glucosa, actuar de inmediato si se aprecia un cambio drástico y a desconectar el dispositivo del computador cuando no se esté descargando datos para su correcto uso.

Desde la empresa Medtronic están retirando del mercado las bombas afectadas y reemplazando los dispositivos de los pacientes afectados por unos más seguros.

Modelos afectados según la FDA

• MiniMed 508

• MiniMed Paradigm 511

• MiniMed Paradigm 512/712

• MiniMed Paradigm 515/715

• MiniMed Paradigm 522/722

• MiniMed Paradigm 522K/ 722K

• MiniMed Paradigm 712E

• MiniMed Paradigm 523/723 (Versión 2.4A o inferior)

• MiniMed Paradigm 523K /723K (Versión 2.4A o inferior)

• MiniMed Paradigm Veo 554CM / 754CM (Versión 2.7A o inferior)

• MiniMed Paradigm Veo 554 /754 (Versión 2.6A o inferior

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo