¿Pan para hoy, hambre para mañana?

Por Sergio Tricio
  • Gerente general de Ruvix

Los cambios al sistema de pensiones, sin duda, que son y seguirán siento el tema central de la discusión económica y financiera de nuestro país, por el impacto que tendrán estos cambios en las futuras pensiones de todos los chilenos. Sin embargo, más allá de la discusión estructural sobre el sistema, finalizando el primer semestre del año, a raíz de la disminución en las tasas de interés por parte del Banco Central, hemos tenido noticias de dulce y agraz para los cotizantes.

En los primeros seis meses del año, el balance de rentabilidades para todos los multifondos ha sido muy bueno, pero especialmente para los fondos más conservadores. Por la baja sorpresiva de tasas realizada por el Banco Central, los fondos D y E obtuvieron rentabilidades en junio cercanas al 3% y acumulando retornos nominales en lo que va del año en torno al 10% y 9% respectivamente. A todas luces estás rentabilidades son excepcionales y todos los cotizantes nos debemos poner muy contentos, más aún cuando se trata de fondos conservadores que en términos históricos generan en el año retornos promedio en torno al 6% y 7%.

La mala noticia, es que precisamente estas bajas tasas de interés, tendrían consecuencias negativas para quienes están próximos a jubilarse, ya que en el caso de las rentas vitalicias

La mala noticia, es que precisamente estas bajas tasas de interés, tendrían consecuencias negativas para quienes están próximos a jubilarse, ya que en el caso de las rentas vitalicias, las aseguradoras hacen sus ofertas en función de las actuales tasas de interés, que en estos momentos, alcanzan niveles mínimos desde febrero del 2015 en torno 2,2%, considerablemente inferior al 3,3% que se conseguía a mitad del año 2010.

Lo complejo de esta situación, es que estas condiciones difícilmente cambiarán, porque el mundo hace ya varios años está conviviendo con tasas de interés muy bajas. Sin ir más lejos, en varios países europeos, son negativas. ¿Qué quiere decir esto? Algo completamente impensado, como es el tener que pagarles a los bancos porque nos cuiden el dinero en vez de recibir una tasa de interés a nuestro favor.

En consecuencia, para la gran mayoría de cotizantes, celebremos las buenas rentabilidades, especialmente los que están en los fondos menos riesgosos, pero si está a punto de jubilarse, es probable que la mejor opción sea el retiro programado, ya que las rentas vitalicias se verán fuertemente afectadas por las bajas tasas de interés. ¿Pan para hoy, hambre para mañana? Creo que sí y por eso es urgente hacer cambios al sistema de pensiones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo