Cómo el príncipe Carlos conspiró para que la princesa Diana nunca fuera reina

La pareja formalizó su separación en 1992

Por Daniela Bracho

La historia del príncipe Carlos y la princesa Diana parecía extraída de un cuento de hadas, el más perfecto. Pero eso eran solo las apariencias, porque desde el primer día de casados, Lady Di sufrió el más profundo desamor al no sentirse querida por su esposo.

El matrimonio tuvo lugar en la Catedral de San Pablo en 1981 y formalizaron su separación en 1992, para terminar divorciándose en 1996, devastando a todos los seguidores de la realeza.

Pero al parecer el divorcio tardó cuatro años en firmarse porque Diana no quería separarse, a pesar de la infidelidad de Carlos con Camilla Parker.

El príncipe Carlos no quería que la princesa Diana fuera reina

En un informe de 1995 en el Daily Mirror, el corresponsal real James Whitaker reveló que Carlos estaba "destrozado" ante la insistencia de su esposa de no querer el divorcio, reseñó el diario británico Express.

El difunto Whitaker afirmó que el heredero al trono ya había tomado medidas para garantizar que Diana nunca hubiera sido coronada Reina.

Escribió: “Charles ha dicho: '¡Nunca me sentaré en el trono con esa mujer a mi lado!'”.

View this post on Instagram

😍❣ #love #princecharles #princessdiana #wales

A post shared by ♔ Diana & Charles ♔ (@diana_and_charles) on

El informe llegó luego de que el Príncipe de Gales viera la entrevista que Diana concedió a la BBC, donde destapó los problemas de su matrimonio.

De acuerdo a Whitaker, Carlos se enteró de la explosiva entrevista en su cumpleaños número 47, mientras se encontraba de visita en Alemania. Añadió: “El fin de semana tuvo una conversación sincera con su amante, Camilla Parker-Bowles. Camilla se unió a Charles en Highgrove y hablaron hasta altas horas de la noche sobre las implicaciones de la entrevista”.

“Él le ha dicho a sus más altos asesores y asesores legales que elaboren planes para 'dejar a un lado' a Diana antes de cualquier coronación”, manifestó el periodista real. “Por su parte, el príncipe adoraría que Diana iniciara un proceso de divorcio”.

Después de esta entrevista, la Reina Isabel ordenó a la pareja que hiciera oficial el divorcio. No hubo otra opción que aceptarlo por parte de la princesa Diana.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo