¿Renta vitalicia? No parece ser el momento

Tasas de interés bajas, que nos beneficia a la hora de endeudarnos, perjudica a la hora de escoger esta forma de pensionarse.

Por Pablo Contreras Pérez

Debido a las bajas pensiones que ofrecen a muchos las AFP, las personas prontas a jubilar han optado por otra alternativa que, cumpliendo los requisitos, resulta harto más atractiva. Se trata de la renta vitalicia.

Considerando que este formato entrega una jubilación estable en el tiempo y hasta reajustable mediante la UF, no son pocos los trabajadores que al final de su periodo laboral han optado por ella. De hecho, según datos de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) si en 2007 por vejez se otorgaron 5.801 rentas vitalicias, en 2017 estas llegaron a 26.202.

Hay que consignar que hay de tres tipos: inmediata, diferida e inmediata con retiro programado y el requisito para optar, sonre todo a la primera, es superar el monto a la pensión básica solidaria de vejez.

Sin embargo, los expertos han alertado que en este momento inclinarse por esta opción no es conveniente, pese a lo atractivo que parece ser. Y todo por culpa de las bajas en las tasas de interés, que sin bien son beneficiosas para pedir créditos, pega fuerte si de jubilación se trata.

Sergio Tricio, gerente general de Ruvix, indica que “como la renta vitalicia es el compromiso a largo plazo que adquiere una compañía de seguro con su contratante, las ofertas de pensión que hacen compiten entre ellas y dentro de los cálculos que incorporan al momento de hacer la oferta, se considera la tasa de interés de largo plazo de instrumentos de renta fija", tales como bonos o depósitos a plazo.

Al respecto, Gustavo Ramos, docente de Unegocios FEN de la U. de Chile, explica que la tasa considerada por las compañías de seguros es la que “estimen en que podrán rentabilizar los fondos en el futuro”, por eso es que “a menores tasas, menores rentabilidades futuras”. Es decir, consideran que actualmente los ahorros de un trabajador en el largo plazo rendirán menos, por eso le ofrecen menos pensión a esa persona que se quiere jubilar.

¿El consejo? Esperar

El escenario no parece muy alentador, porque no se espera que las tasas se recuperen en el corto plazo, por lo que los expertos coinciden en un consejo: esperar u optar por otra de las alternativas que ofrece la renta vitalicia.

“La baja rentabilidad de la renta fija es un problema para quienes buscan pensionarse en estos momentos. Optar por un plan de retiro programado y postergar la renta vitalicia es una manera de resolverlo”, sostiene Ramos.

En esa línea, recalca que lo más conveniente en este minuto es “optar por un retiro programado, conservar los fondos en la AFP y esperar un año a ver si suben las tasas al próximo año, para en esa fecha evaluar una renta vitalicia”.

Otro aspecto a considerar es conocer cuánto viven en su familia antes de evaluar qué hacer. “Probablemente una persona que tenga un historial familiar de personas que han vivido muchos años y un buen estado de salud, debería ser un aspecto muy importante en la decisión”, dice Tricio.

Es por ello, que el experto en finanzas personales añade que si existen expectativas de tener una vida larga, igualmente “le beneficia mucho más la renta vitalicia”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo