Ojo por ojo: Tribunal Constitucional abordará la polémica de los optómetras en las ópticas

Conversamos con representantes de Ópticas de Chile y del Colegio Médico. Las partes enfrentadas estarán atentas al fallo del TC que busca definir si se puede o no, obtener una receta óptica directamente en un local donde venden anteojos.

Por Consuelo Rehbein

Este jueves hay una audiencia muy poco común en el Tribunal Constitucional (TC) que tendrá importantes implicancias en la atención de salud visual en Chile. Es posible que el TC derogue un artículo del código sanitario que hoy prohíbe el desarrollo de exámenes de salud visual al interior de las ópticas por parte de Tecnólogos Médicos y Optómetras. Y ante esta realidad, hay dos versiones enfrentadas: una desde Ópticas de Chile y otra desde el Colegio Médico.

¿Qué inicia este jueves?

Hoy el Tribunal Constitucional inicia la etapa de audiencias públicas en el marco del proceso para declarar inconstitucionalidad del artículo 126, inciso segundo, parte final del Código Sanitario, a través del cual se prohíbe que oftalmólogos y profesionales no médicos de la salud visual puedan realizar chequeos visuales al interior de los establecimientos de óptica, pues la prohibición es contraria a la garantía constitucional de igualdad ante la ley (art. 19 n° 2).

A través de este proceso, el Tribunal Constitucional busca zanjar un tema que se instaló a partir de distintos fallos particulares, siendo el primero en noviembre de 2018, en donde declaró la inaplicabilidad de esta norma, al estimar que no entrega elementos de razonabilidad para fundar la prohibición prescrita.

La opinión del Colegio Médico

persona lentes Agencia Uno

Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico explicó a Publimetro que ellos no están en contra de la toma de exámenes, sino que del lugar donde se realiza.

"Creemos que hay un claro conflicto de interés. Nosotros hemos llevado adelante una agenda en esta línea, donde, por ejemplo, un médico no podría ser dueño de una farmacia o una óptica", explicó. Según la representante del Colegio Médico, "no puede ser que te hagan el examen y ahí mismo te vendan los lentes".

Sobre los profesionales a cargo de este procedimiento, Siches señaló que "hay que aclarar que la profesión de optómetra no existe en Chile. Son tecnólogos médicos con mención en oftalmología".

"Creemos que hay un claro conflicto de interés", Izkia Siches, presidenta del Colegio Médico

Aclaración desde Ópticas de Chile

Sin embargo, Marco Antonio Núñez, presidente de Ópticas de Chile aclaró que "eso es una estrategia constante de la contraparte". "Si bien acá en Chile si son en su mayoría tecnólogos médicos con mención, la profesión si existe. Son todos extranjeros, pero reconocen su profesión en Cancillería y convalidan sus ramos en la Universidad de Chile. Son todos profesionales", añadió.

optica Agencia Uno

Nuñez aclara también que el funcionamiento de la atención de optómetras en ópticas no está vinculada a la compra de anteojos. "Perfectamente un paciente puede ser atendido por un optómetra en una óptica y llevar la receta que se le va a entregar a otra", explicó.

El representante de Ópticas de Chile considera que hay un tema de acceso clave, que no se puede dejar fuera. "Una consulta con un optómetra cuesta un 80% menos que una con un oftalmólogo", añadió.

Antecedentes del caso

Según cifras del Ministerio de Salud, más de 237.000 personas tienen algún tipo de afección visual y están en lista de espera por más de 480 días. De acuerdo a las cifras oficiales de la Sociedad Chilena de Oftalmología, existen alrededor de 900 oftalmólogos en Chile, lo que equivale a uno cada 21.000 habitantes. Cifra muy por debajo de los índices que presentan países desarrollados, en donde hay entre 5 y 9 veces más profesionales de la salud visual con capacidad de resolución.

237.000 personas están en lista de espera para ser atendidos por salud visual

El año 2011 se promulgó la Ley de Optometría, cuyo fin era impulsar la creación de la profesión de Optómetra, un especialista con formación universitaria para diagnosticar y corregir vicios de refracción (hipermetropía, miopía, astigmatismo y presbicia), recetar lentes para compensar sus efectos y pesquisar-diagnosticar patologías oculares con el fin de derivarlas oportunamente al médico oftalmólogo.

Esta ley permitió que los tecnólogos médicos mención en oftalmología y aquellos optómetras extranjeros que trabajen en nuestro país, puedan ejercer en la detección y compensación de vicios de refracción a través del examen visual. Años más tarde de la aprobación de la ley, se incorporó sin discusión, una modificación en el artículo 126 del Código Sanitario que señala que “en ninguno de estos establecimientos estará permitida la instalación de consultas médicas o de tecnólogos médicos”, esto con la intención de bloquear el desarrollo de la optometría en Chile.

Desde entonces, el Tribunal Constitucional ha recibido diversos recursos de profesionales afectados por dicha norma, razón por la cual, a partir de este proceso, estudia derogarla definitivamente por ser contraria a los derechos establecidos en la constitución.

¿Qué implicaría esta decisión?

A partir de la derogación de la norma, las ópticas podrán masificar el servicio de Optometría en el país, tal como sucede en gran parte del mundo (todos los países de la OCDE a excepción de Francia), lo que implica un mayor acceso para la población a un chequeo visual (las ópticas funcionarían como centros de salud visual primarios).

Además, traería un impacto relevante en la economía familiar de millones de chilenos que no pueden acceder a una consulta oftalmológica dado su alto valor (alrededor de $60.000 la consulta), en circunstancias que en una óptica esos chilenos pueden acceder a un examen visual por $5.000. "Nosotros solo queremos ser un aporte y de hecho, en los casos que sea necesario, trabajar con los oftalmólogos para hacer interconsultas", añadió Nuñez.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo