Alcalde Alessandri no sería el primero: la historia del primer cierre del Instituto Nacional

En el inicio del periodo de la Reconquista el gobernador Mariano Osorio abolió todas las iniciativas republicanas decretadas por José Miguel Carrera y Bernardo O'Higgins, incluido el Instituto Nacional.

Por Felipe Betancour

A pocos días de que terminen las vacaciones de invierno en el Instituto Nacional, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, sumó una nueva polémica a la crisis del emblemático colegio al asegurar que podría cerrar el colegio tranquilamente y terminar así con 205 años de historia.

Las palabras de Alessandri generaron molestia en los apoderados de la institución, quienes ya aseguraron que levantarán una férrea defensa legal si es que el representante comunal decide lleva a cabo esta idea.

En el caso de que así suceda, Alessandri pasaría a la historia del país como el segundo personaje en cerrar el establecimiento de calle de Arturo Prat.

Según relata el propio sitio del Instituto Nacional, "el  2 de octubre de 1814 las fuerzas hispanas triunfan de forma definitiva en Rancagua, iniciándose una emigración masiva de patriotas hacia Mendoza. José Miguel Carrera cubre con las pocas tropas sobrevivientes la retirada de los patriotas, librando la batalla de Los Papeles, último enfrentamiento de la Campaña de la Patria Vieja. El 6 de octubre Mariano Osorio hace ingreso a Santiago, dando comienzo al periodo histórico conocido como la Reconquista.

Apoderados desafían a Alessandri por amenaza de cierre del Instituto Nacional: "Al día siguiente tendríamos el colegio abierto"

Judy Valdés, presidenta del Centro de Padres y Apoderados del Instituto Nacional, considera que las declaraciones fueron absolutamente desafortunadas.

De inmediato, los realistas apuntan sus dardos hacia el Instituto, pidiendo su clausura, la que es concretada por Osorio el 17 de diciembre, por medio de un famoso decreto, cuyas primeras palabras son “suprímase el Instituto Nacional inventado por el gobierno intruso, con trastorno de los regulares planes y establecimientos de estudios adoptados por leyes reales y eclesiásticas, y práctica general de los paises más ilustrados", declaración que posteriormente firmó el propio gobernador.

Mariano Osorio

Osorio, quien ostentó el cargo de  Gobernador Real de Chile durante 1814 y 1815, impuso el toque de queda y ordenó el arresto de las personas que habían participado en la causa patriota, siendo unos cuarenta de ellos , mientras que otros fueron desterrados de Santiago. Asimismo, en el aspecto económico, a muchos patriotas se les confiscaron sus bienes o se vieron obligados a pagar préstamos forzosos, según narra la reseña histórica sobre la Reconquista del sitio memoriachilena.cl

La reapertura del Instituto Nacional

En 1818, tras las victorias de Chacabuco y Maipú, la Independencia de Chile se consolidada, y se solicita la reapertura del Instituto Nacional.

El 12 de noviembre de 1818, el Senado pide al Director Supremo Bernardo O’Higgins la pronta reapertura del Instituto Nacional “bajo las mismas reglas y constituciones con que se fundó en 1813”.

O’Higgins responde vía oficio avisando que decidió desalojar el cuartel Nº7, a fin de readecuarlo para las nuevas dependencias del Instituto.

El 3 de julio el Senado envía una proclama dirigida a los padres de familia, llamando a educar a sus hijos en el Instituto Nacional, pronto a su reapertura.

Finalmente, relatan en el sitio de la institución, la reapertura del Instituto se llevó a cabo durante la mañana del 20 de julio del mismo año. La ceremonia se inició con una Misa de Acción de Gracias en la Catedral, para luego dirigirse las autoridades de gobierno, presididas por O’Higgins, hacia la Casa del Instituto, ubicada en la calle Catedral, entre Bandera y Compañía, mismo local ocupado en 1813. Asumió la Rectoría el presbítero José Manuel Verdugo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo