El frío y la lluvia le jugaron una mala pasada a Melania Trump

La humedad en su vestido dejó ver que ayer decidió no usar sostén, y todo el mundo fue testigo del suceso que provocó miles de comentarios.

Por Sebastian Foncea

Donal Trump organizó a su antojo el acto del día de la independencia que ayer se celebró en Washington, que contó con el desfile de tanques y aviones de última generación.

Su señora, Melania, lo acompañó luciendo un impecable vestido de Carolina Herrera, cuyo valor era de 2.895 euros dólares, pero que ahora está rebajado a 1.447.

Durante la ceremonia hizo frío y a ratos llovió; cuestión que le jugó una mala pasada a la primera dama de origen esloveno, porque la humedad en su ropa dejó ver que decidió no usar sostén, y todo el mundo fue testigo del suceso que provocó casi tantos comentarios en la redes sociales como el desfile militar.

En Twitter hubo comentarios como: ¿No le alcanza el dinero para comprar un sostén?", u otros aún más irónicos como: "Yo no sabía que esto era un concurso de camisetas mojadas…".

El diario El País, de España, ironizó sobre el accidente presidencial. "La primera dama terminó calada y podía verse con claridad la ausencia de sujetador y un “free the nipple” (“libera el pezón”) en toda regla. Dado que marcar el pezón está de moda (incluso se venden parches para que se noten más), Melania se sumó accidentalmente a una tendencia que pretende normalizar y visibilizar el cuerpo femenino", publicó el medio ibérico.

En tanto la revista Hola entregó detalles sobre el vestido."Consciente de cuál es la silueta que más le favorece, Melania Trump volvió a apostar por Carolina Herrera con un patrón al que saca partido cuando quiere resaltar su estilo de primera dama: de largo midi, ceñido al talle y con falda acampanada de silueta en 'A'. Si en otras ocasiones los colores de sus estilismos dejaban claro que hasta el armario de la primera dama apoyaba la causa, para el estreno de su marido en el evento escogió un look en blanco cuyo toque llamativo eran las franjas multicolores", publicó.

"La pieza -muy a la última, como la mayoría de las que forman parte del armario de la primera dama-, pertenece a la colección Resort 2019. Para la propuesta más veraniega, se utilizó como inspiración el estilo futurista de 1960, en concreto el que se llevaba hace casi 60 años en la soleada localidad de Palm Springs", informó Hola.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo