Apoderados desafían a Alessandri por amenaza de cierre del Instituto Nacional: "Al día siguiente tendríamos el colegio abierto"

Judy Valdés, presidenta del Centro de Padres y Apoderados del Instituto Nacional, considera que las declaraciones fueron absolutamente desafortunadas.

Por Felipe Betancour

Los dichos del alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, cayeron como un balde de agua fría para los apoderados del Instituto Nacional.

El representante comunal expresó durante  su intervención frente 70 alcaldes en un seminario sobre gestión comunal, realizado en Temuco por la Asociación de Municipios de Chile, que no tendría problemas en cerrar el emblemático si es que no se llegan a los acuerdos necesarios pata terminar con la crisis. 

Ante esto, Judy Valdés, presidenta del Centro de Padres y Apoderados del Instituto Nacional (CEPA A-0), mostró su descontento por la palabras del alcalde y aseguró que los dichos han sido rechazados de manera transversal por la comunidad.

"Como Centro de Padres y representante de los apoderados del Instituto Nacional, creemos que fueron desafortunadas las declaraciones del sostenedor en relación al conflicto. Son dichos que han sido rechazados por toda la comunidad desde la mañana. Hemos recibido llamado de apoderados molestos que consideran que el alcalde hace mal con su planteamiento de ejercer presión hacia los estudiantes y no buscar acuerdos", sostiene Valdés.

La representante de los apoderados asegura que la crisis que vive el Nacional se debe en gran parte a la falta de recursos. 

"Consideramos que pintar baños y poner cámaras afuera no soluciona absolutamente nada la crisis que vive hoy el establecimiento, la cual  tiene que ver con el mobiliario pauperrimo, falta de recursos y falta de profesores. La convivencia que se vive hoy no corresponde y vemos un  sostenedor que parece que no comprende que la sana convivencia lo involucra a él", asegura la apoderada.

Los caminos legales

Sobre los caminos que tiene el alcalde para cerrar el Instituto Nacional, Judy Valdés sostiene que el alcalde se verá enfrentado a una férrea defensa legal.

"El puede cerrar el Instituto buscando todas las herramienta que considere necesario. El tema es que en el minuto en que cierre el colegio van a haber abogados que van a poner órdenes de no innovar, presentar denuncias por notable abandono de sus deberes y recursos de protección. Por lo que al otro día ya estarían abriendo el nacional", sostiene la apoderada.

Por su parte, las clases en el establecimiento de calle Arturo Prat se reanudan el próximo lunes tras el receso de dos semanas de vacaciones de invierno, las que fueron adelantadas debido a los últimos hechos de violencia entre encapuchados y efectivos de Fuerzas Especiales.

Para esta jornada se espera que integrantes de la comisión de educación de la Cámara de Diputados asista hasta el establecimiento para hacer un recorrido por las instalaciones. 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo