Polla en la mira de Contraloría: auditoría revela que se habrían quedado con 2 mil millones de premios no cobrados

La Polla Chilena de Beneficencia vivió una auditoría que reveló irregularidades y no presentación de estados financieros.

Por Fresia Ramírez

La Contraloría General de la República (CGR) auditó a la Polla Chilena de Beneficencia y constató que en diciembre de 2016 caducaron premios de dos sorteos del juego Loto, que totalizaron $3.111.468.250. Según la norma, el 72% de esa cifra debería haber sido destinada a un fondo para establecer premios especiales.

La auditoría que revisó a la empresa estatal entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2017, junto con detectar el monto no cobrado y caducado, consignó que ese 72% ($2.251.793.16) no fue utilizado según el Decreto Supremo 542 de 2011 del Ministerio de Hacienda.

¿Qué hacer con los premios no cobrados?

De acuerdo a esa norma, los premios no cobrados y caducados deben incrementar un fondo destinado a establecer premios especiales o para promover ventas que incentiven la participación en el juego en la forma y con las modalidades que Polla Chilena de Beneficencia S.A. determine.

Además, la auditoría detectó que la empresa presentó al 31 de diciembre de 2017 una utilidad de $3.866.882.333, que incluyó los $2.251.793.161. Polla Chilena de Beneficencia argumentó que esa cifra se explica por la aplicación de la normativa IFRS, de acuerdo a la instrucción de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

No existe política

Se verificó además que no existe una política interna que regule el período de reinversión de los premios Loto caducados. Como buena práctica de control interno se recomienda establecer y formalizar un procedimiento de control interno que contenga criterios y/o lineamientos para emplear los fondos de premios prescritos según del Decreto Supremo 542. Esta medida debe notificarse a Contraloría en un plazo de 60 días hábiles, contados desde el 28 de junio.

En la misma fecha, la Contraloría envió una copia de la auditoría al Ministerio de Hacienda para que determine las acciones para la regulación del juego Loto. Sin perjuicio de lo anterior, Polla Chilena de Beneficencia realizará gestiones ante la Comisión para el Mercado Financiero para se pronuncie sobre el cumplimiento de la empresa del Decreto Supremo 542, ya que está obligada a presentar sus estados financieros según la norma IFRS.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo