Francia deberá pagarle 500 euros de multa a un terrorista

En la cárcel fue vigilado por cámaras de seguridad durante las 24 horas, y eso estaba prohibido.

Por Sebastian Foncea

La noche del 13 de noviembre del 2015 una serie de atentados terroristas perpetrados en París causaron conmoción mundial, porque 138 personas perdieron la vida (contando a siete atacantes), y otras 415 resultaron heridas.

Hubo atentados en cinco lugares de la ciudad, pero la masacre mayor fue en el teatro Bataclan porque ahí fueron asesinadas 90 personas, y muchas otras tomadas como rehenes.

La mayoría de los terroristas murieron esa noche, pero un grupo vinculado a labores logísticas de los atentados no arriesgó su integridad porque durante esa jornada estaba en otros lugares.

Uno de ellos era Salah Abdeslam, el único sobreviviente de los comandos yihadistas que está en una cárcel francesa desde el 2016. Según la investigación es cómplice de los ataques perpetrados al proporcionar apoyo logístico a los terroristas, transportar en auto a los atacantes del Bataclan y fabricar explosivos.

Pero Abdeslam ahora hizo noticia por otra cosa. Resulta que el abogado del joven francés de 29 años, nacido en Bélgica y de origen marroquí, interpuso una acción legal en reclamo porque su defendido era vigilado por cámaras de seguridad durante las 24 horas, ya que las autoridades penitenciarias querían evitar que se suicidara para avanzar en la investigación del atentado.

La información de la demanda por privacidad la entregó la periodista Elsa Vigoureux, en un libro que lanzó sobre el atentado. Ahí también informó que Abdeslam se negó a recibir los 500 euros que el tribunal determinó como indemnización.

Pero no fue fácil obtener una reparación para el terrorista, porque su abogado presentó una primera denuncia al estimar que se trataba de una violación grave de la libertad individual y de la vida privada de su cliente, que fue rechazada por el Tribunal Administrativo de Versalles. Luego la rechazó el Consejo de Estado que después reculó, ya sus jueces se dieron cuenta que entonces la ley francesa no permitía la vigilancia total.

El preso nunca supo de la acción legal, y se enteró cuando las autoridades le preguntaron si tenía una cuenta bancaria para depositarle la plata.

bataclan AP

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo