El principio del fin de De la Rúa fue en la tele con Tinelli y el Oso Arturo

El fallecido ex presidente de Argentina hizo el ridículo, fue humillado por su imitador, se perdió en el estudio y fue protegido de un manifestante por el mono corporeo.

Por Sebastian Foncea

En diciembre del 2000 Fernando de la Rúa llevaba un año en el poder y no sabía que sólo le quedaba otro en el cargo, porque se iba a ver obligado a renunciar por la revuelta social que causaron sus ajustes económicos.

Para aprovechar la gran sintonía del programa VideoMach, conducido por Marcelo Tinelli, el presidente que falleció hoy a los 81 años, entonces fue al programa en donde lo esperaba el comediante Fredy Villarreal caracterizado como él. Su idea era dar un saludo navideño, hablar de su programa de gobierno, y demostrar que no era tan torpe y lento como su imitación. ¡Tremendo error!

En el set a De la Rúa le salió todo mal. Hizo el ridículo y él mismo reconocería después que su participación fue lamentable.

Apenas el animador de Telefe presentó al presidente, un manifestante entró al estudio e increpó a De la Rúa por unos presos que llevaban más de cien días de huelga de hambre. La seguridad del mandatario estaba pajareando y fue gente del equipo de televisión, incluido un mono corpóreo llamado Oso Arturo, quienes detuvieron al exaltado joven.

De la Rúa tenía pensado hablar de las reformas económicas de su gobierno, y terminó hablando del tema que le inquietaba al manifestante, y eso consumió todo su tiempo que fueron poco más de cinco minutos, pero en ese lapso el presidente alcanzó a meter la pata varias veces.

oso captura

El político le envió sus cariños a "Laura" en vez de a "Paula" (Robles), al referirse a la entonces mujer de Tinelli. Además de saludar a la "audiencia de Telenoche", el noticiero de la competencia.

Después interactuó con su imitador, le dijo que no le gustaba mucho como lo hacía y cuando fue despedido por Tinelli, el presidente intentó salir por atrás del estudio, y por ahí no había una puerta, así que toda Argentina vio como torpemente buscaba la forma de dejar el lugar.

Años después el político calificó ese momento como "un episodio lamentable", y culpó en parte al animador del fin de su gobierno.

"Tinelli luego se ha vanagloriado de ese programa, y con ese programa empezó la crisis de mi gobierno", dijo entonces De la Rúa, y lo acusó de tratarlo con "deslealtad".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo