Presidente de Ucrania firmó decreto para que zona de exclusión de Chernobyl sea un polo turístico

La autoridad aprovechó la curiosidad por el lugar que generó la serie de HBO sobre el desastre nuclear.

Por Sebastian Foncea

La serie Chernobyl, de HBO, fomentó el turismo al sector afectado en 1986 por la explosión de su reactor nuclear cuando Ucrania pertenecía a la Unión Soviética.

El presidente de ese país, Volodimir Zelenski, aprovechó la situación que trae dólares frescos gracias a los visitantes y firmó, junto al nuevo sarcófago que cubre los restos de la planta nuclear, un decreto que pretende convertir la zona de exclusión en torno al reactor en un"un imán para turistas" y "uno de los símbolos de la nueva Ucrania".

"Dejemos de asustar a los turistas y convirtamos la zona de exclusión en un imán científico y turístico", dijo Zelenski al aprobar el decreto relacionado con "el desarrollo de territorios afectados por la contaminación radiactiva provocada por el desastre en Chernobyl".

Junto a una comitiva de autoridades, el presidente explicó que se "iniciará la transformación de la zona de exclusión en uno de los puntos de crecimiento de una nueva Ucrania", antes de adelantar la creación de un "corredor verde" para turistas.

El decreto contempla nuevas rutas turísticas y la renovación de los puntos de control existentes, así como la creación de otros nuevos, según un comunicado publicado por la presidencia ucraniana.

presidente ucrania AP

Sarcófago

El presidente aprovechó la visita para inaugurar oficialmente el sarcófago que cubre los restos de la planta, y evita en gran medida que emita más radiación.

Es la estructura metálica móvil más grande del mundo, y sella por completo los restos del cuarto reactor de la planta nuclear. Con 108 metros de altura y 36 mil toneladas de peso, es tan grande que podría cubrir por completo una catedral como la Notre Dame, de Paris, y está en operación desde diciembre del 2018.

Los constructores aseguraron que garantizará la seguridad del sitio durante un siglo, y permitirá el desmantelamiento de la protección instalada a fines de la era soviética.

El costo de la obra fue de mil 500 millones de euros que fueron financiados a través de un fondo especial del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, y el apoyo de 45 países.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo