Dos niños y cinco adultos murieron tras el paso de una tormenta de granizo en Grecia

De los fallecidos por el temporal dos eran turistas rusos, dos checos, dos rumanos, y un pescador local.

Por Sebastián Foncea Maturana

La imagen que todos tenemos de los filósofos griegos es de tipos barbones vestidos con delgadas túnicas que dejaban buena parte de su cuerpo al aire, porque el clima en la isla es templado. Pocos se los imaginarían tratando de cubrir sus cabezas de granizos en verano mientras piensan que sólo saben que nada saben.

Pero así nomás fue. La noche del miércoles en Grecia un temporal nunca visto en las últimas décadas dejó por el suelo cientos de casas en la península de Calcídica, y al menos le quitó la vida a seis turistas; entre ellos dos niños y un pescador local. Además más de 30 personas resultaron heridas.

En la isla el tiempo al parecer enloqueció porque en los dos últimos días se registraron temperaturas de hasta 37 grados, y el sufrió violentas tormentas de granizo acompañadas de ráfagas de viento.

El ministro de Protección Ciudadana, Mijalis Jrisojoidis, informó que de los turistas fallecidos dos eran checos, dos rusos y dos rumanos.

Entre las víctimas se informó que un ruso de 39 años y su hijo, de dos, fueron alcanzados por la caída de un árbol que cayó junto a ellos en la localidad de Nea Potidea. En tanto dos rumanos, una persona de 54 años y un niño de ocho, murieron al desplomarse el techo exterior de una taberna en Nea Playía.

El tornado duró unos 20 minutos, según testigos preguntados por la cadena pública griega ERT, y causó también la muerte de un matrimonio de checos cuando un golpe de viento volcó la caravana en la que estaban. En el vehículo se encontraban además el hijo y nieto de la pareja, que lograron salvarse.

"Es la primera vez en mis 25 años de profesión que he vivido algo semejante", dijo a la televisión pública Athansios Kaltsas, director del Centro Médico de Nea Mudaniá, donde muchos de los heridos fueron tratados por fracturas. "Fue todo tan abrupto, y tan repentino", añadió.

Este tipo de tormentas tan severas y repentinas es inusual en Grecia, donde los veranos suelen ser calurosos y secos. El nuevo Gobierno griego, que tomó posesión el lunes, decretó estado de emergencia en Halkidiki, donde nadie recuerda nada parecido.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo