Sólo tres kilos de carne al año: la difícil realidad de los Venezolanos que aumentó el hambre en Latinoamérica

En encarecimiento del proceso de producción y los bajos salarios son el principal detonante

Por Francisca Herrera

De ser una de las economías más prósperas de Latinoamérica, Venezuela pasó a convertirse en un país en el que sus ciudadanos sólo pueden consumir tres kilos de carne al año, según Conindustria, lo que aumentó el índice de hambre en Latinoamérica.

Lejos quedaron los tiempos en en el que cada venezolano podía consumir 21 kilos de carne por año, hoy un kilo de proteína vacuna tiene un valor que supera un sueldo mínimo.

"En Venezuela un kilogramo de carne es un poco más de un salario mínimo. Mi salario mensual solo me permite comprar un cartón de huevos”, explicó Luisa Elena Molina experta del Centro de Investigaciones Agroalimentarias de la Universidad de Los Andes en Mérida, a France 24.

La falta de combustible, encarecimiento de insumos y asuntos de inseguridad han aumentado los costos de producción, afirma  Adan Celis, presidente de Conindustria, a  Unión Radio.

"El problema más grave es la caída de la demanda, la destrucción del ingreso del venezolano", añade. Este consumo lleva a Venezuela al rango de los países más pobres del planeta.

De acuerdo al último estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la situación en el país petrolero ha aumentado el número de personas que pasa hambre creció en América Latina.

Esto “se debe sobre todo al deterioro de la seguridad alimentaria en la República Bolivariana de Venezuela, donde la prevalencia de la subalimentación aumentó casi cuatro veces, de 6,4% en 2012-2014 a 21,2% en 2016-2018”, indicó Julio Berdegué, representante regional de la FAO, según medios internacionales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo