Ministro francés renunció por llevar una vida llena de lujos y comer langostas como si fueran pan

François de Rugy, tras asumir en la cartera de Ecología gastó 68.000 dólares para amueblar su apartamento.

Por Sebastian Foncea

Un ministro francés renunció ante denuncias de que lleva un estilo de vida lujoso a expensas de los contribuyentes.

El ministro de Ecología, François de Rugy, dijo en su página de Facebook que presentó su renuncia al primer ministro Edouard Philippe "para defenderme".

De Rugy ha recibido fuertes críticas desde que el sitio de investigación periodística Mediapart reveló que cuando él fue presidente de la Cámara Baja, él y su esposa recibían a sus amistades con cenas suntuosas.

La polémica salpicó al encargado de Ecología del Ejecutivo de Emmanuel Macron el 12 de julio, cuando el portal web ‘Mediapart’ aseguró que el ministro había protagonizado una serie de cenas lujosas con su esposa y que se habían pagado con dinero público mientras este era presidente de la Asamblea Nacional.

Según trascendidos, tras asumir como ministro de Ecología, gastó 68.000 dólares para amueblar su apartamento, proporcionado por el gobierno.

Los ataques y el linchamiento mediático contra mi familia me llevan a dar un paso atrás necesario. Por tanto, presenté mi dimisión al primer ministro esta mañana", declaró el político que era fanático de las langostas gigantes.

Hasta el momento no se ha informado cómo será la cena de despedida que la harán sus ex compañeros de trabajo al gozador De Rugy, pero trascendió que no habrán canapés de paté ni vino en caja.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo