Trump dice que “no hay un solo hueso racista en mi cuerpo”: ¿Será de goma?

Había manifestado que cuatro parlamentarias de ascendencia extranjera deberían "regresar de inmediato a sus países malogrados y plagados de delincuentes".

Por AP.

Desafiante ante las críticas generalizadas, el presidente Donald Trump insistió en que sus tuits, en los que insinúa que cuatro legisladoras demócratas de minorías étnicas deberían regresar a sus países, "NO fueron Racistas".

Apeló a sus compatriotas a "no mostrar debilidad" y a resistirse a una resolución de la Cámara de Representantes que condena esas declaraciones.

“No hay un solo hueso racista en mi cuerpo!”, exclamó Trump en Twitter, un día después de asegurar que "mucha gente está de acuerdo conmigo" al evaluar a las cuatro legisladoras que cumplen apenas su primer año de mandato.

"Esos tuits NO fueron Racistas", escribió Trump en medio de una continua reacción a sus tuits del fin de semana, cuando dijo que las cuatro mujeres deberían "regresar de inmediato" a sus países "malogrados y plagados de delincuentes".

Los tuits, que han sido ampliamente denunciados como racistas, fueron dirigidos contra Ilhan Omar, legisladora por Minnesota, Alexandria Ocasio-Cortez por Nueva York, Ayanna Pressley por Massachusetts y Rashida Tlaib por Michigan.

Las cuatro son ciudadanas estadounidenses, y sólo una de ellas nació en el extranjero.

Trump alegó nuevamente el martes que las mujeres, que se oponen fuertemente a sus políticas y declaraciones, en realidad "odian a nuestro país". El presidente estadounidense, quien ha reavivado un lenguaje que no prevalecía en Estados Unidos desde hace décadas, dijo el lunes que entonces esas legisladoras "pueden irse".

"Si no están contentas en Estados Unidos, si se quejan todo el tiempo, pueden irse, pueden irse en este momento", manifestó.

Los cuatro legisladores respondieron el lunes por la noche, condenando lo que ellas llamaron "declaraciones intolerantes y xenófobas" y volvieron a hacer un llamado a los demócratas para comenzar un proceso de juicio político contra Trump.

El intercambio de golpes políticos muestra que Trump está dispuesto a volver a confiar en la retórica incendiaria sobre raza e inmigración con tal de preservar su base electoral en el período previo a los comicios de 2020. El presidente desestimó las críticas.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien dijo que Trump en realidad quiere "hacer que Estados Unidos vuelva a ser blanco", en una referencia al lema de la campaña del magnate, anunció el lunes que la cámara baja votaría una resolución en la que se condenarían sus nuevos comentarios.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo