¿Y las tuberías? Expertos advierten los riesgos de regresar el agua a Osorno sin las medidas necesarias

La grave situación que se ha sostenido por una semana no se solucionaría con solo regresar el suministro. Hacerlo de esta manera podría traer consecuencias para la salud de las personas.

Por Consuelo Rehbein

Un verdadero caos se ha generado en la ciudad de Osorno, todo debido a un extenso corte de agua potable que comenzó el medio día del jueves 11 de julio y que aún no se soluciona al 100%. La situación mantiene a los osorninos en estado de alerta, complicando no solo a los hogares, sino que a múltiples servicios como el comercio y la atención de salud.

Todo pareció haber terminado este miércoles, cuando se había reactivado el suministro en la ciudad. Sin embargo, Essal, la empresa a cargo del servicio de agua potable, volvió a comunicar la suspensión en determinados sectores de la ciudad. ¿Prevención? Han surgido muchas dudas respecto al estado actual del agua. Recordemos que el corte del suministro se debió al derrame de petróleo en la planta de agua potable de Osorno.

tienda Varias tiendas debieron cerrar sus puertas por la situación. / Agencia Uno

Desde Essal comunicaron que el nuevo corte es con el objetivo de solucionar problemas en los sistemas productivos. Pero aún así, y aunque se limpie la planta en cuestión, podrían haber residuos en las cañerías. El material de las cañerías que van desde el medidor a las casas es PVC.

Según señaló Pablo Ortiz, profesor asistente Centro de Nanotecnología Aplicada de la Universidad Mayor y experto en tratamientos del agua, "la solución óptima sería cambiar toda la red".

La población debe exigir exámenes al agua 

Pese a aquello, Ortiz explica que es necesario ver cuál es el nivel de contaminación con exámenes pertinentes. "Se debe monitorear la situación por primeros días, haciendo exámenes in situ. Porque una cosa es medir la calidad de agua en la fuente y otra en las llaves de los hogares, ya que ésta puede contaminarse en algún punto de las tuberías", añade.

Si bien la investigación deberá descubrir que tan denso es el petróleo derramado, Ortiz señala que "para haber llegado a salir de las llaves de los hogares, debe ser más líquida su composición, por lo que hacer correr el agua con las llaves abiertas podría servir. Pero dependiendo del nivel de contaminación, se tendrá que definir cuánto tiempo hay que dejar las llaves corriendo para que dicha agua sea 100% potable y segura de consumir".

Essal ha realizado exámenes, pero según Ortiz, realizarlos desde la fuente no asegura que el agua, al pasar por las tuberías, será 100% potable al salir de la llave.

essal Essal ha realizado exámenes, pero según Ortiz, realizarlos desde la fuente no asegura que el agua al pasar por las tuberías será 100% potable al salir de la llave. / Agencia Uno

Intoxicación crónica: si es que los hidrocarburos siguen ahí 

Sobre los riesgos de salud que esto podría implicar, el doctor Ricardo González, urgenciólogo especialista en toxicología de la Clínica Alemana explicó a Publimetro que "para que esto tenga consecuencias graves, los niveles de residuos de hidrocarburos tendrían que ser muy altos" y no cree que sea el caso. Sin embargo, el consumir pequeñas cantidades de hidrocarburos en un mediano periodo de tiempo si podría traer consecuencias como "una intoxicación crónica prolongada".

"En el caso que los residuos se mantengan por mucho tiempo en el agua, el escenario cambia y entraría en juego esta figura", explica el médico. ¿Qué consecuencias puede generar esta condición? Los principales síntomas son malestar general, dolor abdominal en la zona del estómago, náuseas, vómitos y cuadros de gastroenteritis.

Hasta el cierre de esta edición el equipo de Publimetro esperó una respuesta sin éxito por parte de la Seremi de Salud de la Región de Los Lagos, para conocer si se le entregará a la población una guía sobre cuándo tiempo es prudente esperar para consumir el agua de forma segura, pese a que haya regresado el suministro en sus hogares.

El agua que va y vuelve 

agua Hoy se cumple una semana desde que comenzaron los problemas. / Agencia Uno

Durante la jornada de ayer, el Presidente Sebastián Piñera  visitó hoy la planta de agua potable Caipulli de Essal, donde constató el inició de la operación que permitió normalizar el suministro a contar de las 5:00 horas a los primeros hogares de Osorno. Pero fue un ejercicio de ir y volver.

El gerente general de Essal, Gustavo Gómez, el gerente de Operaciones, Andrés Duarte, quienes recibieron al mandatario le informaron que a las 5:30 horas se verificó suministro en grifos y primeros hogares de los sectores de Schilling y Ovejería y a las 5:45 al Hospital Base.

Tras dicha actividad, Essal reiteró que la reposición de servicio debe ser paulatina para evitar que se produzcan roturas de cañerías en este proceso de carga. Si bien desde la empresa señalaron haber realizado estudios de que el agua que se distribuye se encuentra libre de hidrocarburos, no se ha abordado el tema de la posible contaminación de tuberías.

Posible turbiedad

De hecho, se señaló que durante el proceso de reanudación parcial del suministro podrían registrarse eventos puntuales de turbiedad. La mayor medida de precaución, que está a la mano de los consumidores, es dejar corriendo el agua. Ricardo González, urgenciólogo especializado en toxicología de la Clínica Alemana señaló que "es muy importante asegurar que el agua sea potable, cuando sale de la llave en las casas de las personas. Más allá del tratamiento que se les pueda dar desde la fuente misma".

Dos meses sin cobrar el agua fue el compromiso de Essal como compensación ante esta crisis

El gerente general de la empresa, Gustavo Gómez, anunció que no se cobrará el consumo de agua potable y alcantarillado durante dos meses. Así que los osorninos podrán dejar corriendo las llaves sin temor y sin gasto alguno para resguardar su salud. Al cierre de esta edición, aún se presentan varios sectores de la ciudad sin agua potable.

Los sectores afectados serían en el estanque 5000 desde Corcovado hasta German Hube, avenida César Ercilla y Puente San Pedro, Rahue Bajo, Franke, Kolbe, Ovejería, Las Quemas, avenida Guillermo Bhuler, Santa María entre avenida César Ercilla y Universidad de Los Lagos. Además se incluye Villas Universitarias, Aromas de Las Quemas, Jardín Alto, Juan Pabllo Segundo y Villa Primavera.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo