42,4 grados en París: la máxima histórica de la capital francesa

En Holanda pasó lo mismo porque los termómetros registraron 41,7 grados a la sombra.

Por Sebastian Foncea

Hoy se registró en París la temperatura más alta de toda su historia, desde que hay medición. A las 3.20 de la tarde en el centro de la capital francesa hubo 42,4 grados, debido a una masa de aire cálido. El récord anterior ocurrió el 28 de julio de 1947 y fue de 40,4 grados.

Por eso Francia declaró por segunda vez en menos de un mes alerta roja por calor, lo que implica una "alerta sanitaria" para todos los ciudadanos.

El primer ministro, Édouard Philippe, declaró que “los récords de temperaturas constatados especialmente en las zonas urbanas no se habían producido antes, y eso implica riesgos importantes tanto para los más frágiles como para los que gozan de buena salud y creen que pueden continuar sus actividades como siempre. Nuestros organismos no están habituados a estas temperaturas. Hay que permanecer extremadamente vigilantes”.

En tanto en Holanda también se registró un récord de temperatura cuando el mercurio alcanzó los 41,7 ºC, indicó el Instituto meteorológico de ese país.

Países en alerta

Francia está en alerta después de que casi 15.000 personas, muchas de ellas ancianas, murieran durante una ola de calor el 2003.

Desde entonces el gobierno ha introducido un sistema de alertas por colores para advertir a la gente cuando se espera que las temperaturas lleguen a niveles peligrosos en su zona y activar medidas gubernamentales de asistencia.

El sistema de alerta alcanzó su nivel más alto, rojo, por primera vez durante la ola de calor del mes pasado. El jueves, un quinto del país estaba bajo alerta roja, desde el Canal de la Mancha a la región de París y a Borgoña.

Como los veranos en Europa suelen ser moderados, pocas viviendas tienen aire acondicionado. Tampoco es muy común en hospitales, comercios o restaurantes.

Los ventiladores eléctricos se vendían con rapidez en París estos días, y los abanicos parecían haber vuelto, empleados por muchas mujeres en el sofocante metro.

Se espera que la ola de calor sea intensa pero breve, con descensos de temperatura el viernes y el sábado.

Los científicos dicen que conforme las emisiones de efecto invernadero siguen calentando el planeta, las olas de calor serán más fuertes y frecuentes.

Aunque es demasiado pronto para decir si esta ola de calor está relacionada con el cambio climático, un equipo de meteorólogos europeos hizo un análisis rápido de la ola de calor de junio en Europa y concluyó que el calentamiento provocado por el hombre las hacía al menos cinco veces más probables.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo