¿Kim Jong-un volvió a sus andanzas? Corea del Norte dispara dos misiles de corto alcance hacia el mar

Los proyectiles fueron lanzados desde la localidad costera oriental de Wonsan y se desplazaron unos 430 kilómetros antes de caer frente a la costa este del país, aseguró Corea del Sur.

Por AP

Corea del Norte disparó el jueves dos cohetes de corto alcance hacia el mar, dijeron las fuerzas armadas surcoreanas, su primer lanzamiento en más de dos meses mientras Pyongyang y Washington pasan apuros para reanudar la diplomacia nuclear.

Los proyectiles fueron lanzados desde la localidad costera oriental de Wonsan y se desplazaron unos 430 kilómetros antes de caer frente a la costa este del país, indicó el estado mayor conjunto de Corea del Sur.

Un funcionario surcoreano de defensa, el cual solicitó guardar el anonimato debido a las normas del departamento, dijo que un análisis inicial de Corea del Sur mostró que ambos misiles fueron disparados con lanzadores móviles y volaron a una altitud máxima de 50 kilómetros.

Pyongyang está descontento con los ejercicios militares que planean realizar Estados Unidos y Corea del Sur, de los cuales dice son un preparativo para invadir territorio norcoreano, y las pruebas de misiles podrían tener como objetivo enviarle un mensaje a Washington de qué es lo que pasaría si la diplomacia fracasa.

El momento también fue interesante, al efectuarse no mucho después de que muchas personas en Estados Unidos estaban atentas al testimonio que dio ante el Congreso Robert Mueller, ex fiscal especial, sobre su investigación de dos años en torno a la interferencia rusa en los comicios estadounidenses.

Pero la distancia relativamente corta recorrida por los misiles también deja entrever que su lanzamiento no fue una provocación de gran magnitud, como podría ser la prueba de un misil de largo alcance capaz de llegar hasta Estados Unidos, y que Corea del Norte no parece estar distanciándose de las medidas diplomáticas con las que se pretende que ponga fin a su programa nuclear.

En los últimos días, Pyongyang ha estado presionando a Washington y a Corea del Sur para que no realicen sus ejercicios militares de mediados de año. La semana pasada, el gobierno norcoreano dijo que podría cancelar su suspensión de 20 meses a sus pruebas nucleares y de misiles de largo alcance en respuesta a los ejercicios militares. El presidente estadounidense Donald Trump considera que esa postergación en las pruebas norcoreanas de armamento es un logro muy importante en su política hacia Corea del Norte.

Un alto funcionario estadounidense dijo que el gobierno de Trump está al tanto de los reportes de que Pyongyang lanzó un proyectil de corto alcance. El funcionario, que habló a condición de guardar el anonimato para poder proporcionar una respuesta, dijo que el gobierno no tenía más comentarios por ahora.

Choi Hyunsoo, portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano, exhortó a Corea del Norte a dejar de realizar acciones que “no ayudan a los esfuerzos para apaciguar las tensiones militares en la península coreana”.

Durante su tercera reunión, Trump y el gobernante norcoreano Kim Jong Un se entrevistaron en la frontera entre ambas Coreas y acordaron reanudar las negociaciones nucleares, empantanadas desde que la segunda cumbre de ambos en febrero en Vietnam concluyó sin acuerdo alguno debido a la disputa entre las partes sobre las sanciones de Estados Unidos.

El martes, la prensa estatal norcoreana dijo que Kim inspeccionó un submarino de reciente construcción y ordenó a los oficiales reforzar aún más la capacidad militar del país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo