Detenida por falso testimonio la mujer británica que denunció a doce jóvenes israelíes de violación

La turista, que visitaba Chipre, habría tenido sexo con tres de los muchachos y reconoció que inventó el abuso porque no le gustó que la grabaran en la intimidad.

Por Sebastian Foncea

El 17 de julio doce jóvenes israelíes, de entre 15 y 18 años, fueron detenidos por la denuncia de una británica de 19 años, quien los acusó de haberla violado, en lo que se transformó para la prensa en una nueva manada, en alusión al grupo de españoles que atacó a una mujer el 2016.

Pero como las mentiras tienen las patas cortas, se dio vuelta la tortilla y la mujer ahora está presa mientras que los hombres quedaron libres.

El día de la denuncia la joven salió gritando de una habitación de un hotel diciendo que la habían violado. Varios británicos pasajeros del alojamiento salieron en su defensa y golpearon a algunos de los jóvenes presuntamente culpables.

Tres de los sospechosos admitieron ante la policía que habían tenido relaciones sexuales consentidas con la mujer, mientras que los nueve restantes dijeron que no tenían nada que ver con el incidente.

Pero resulta que la mujer cambió su versión. Según contó el abogado Yaniv Habari, que representa a uno de los israelíes, la británica se habría enojado porque uno de los hombres la habría grabado en la intimidad, y por eso inventó la violación, cuestión que luego reconoció ante los investigadores de la policía.

"La presunta víctima se ha abstenido de su declaración y será acusada de falso testimonio", dijo el abogado Ioannis Habaris, que representa a otro joven.

"La demandaremos por la angustia causada y por difamación", informó Yona Golub, uno de los acusados. "Mientras camino por la calle y la gente me llama violador", agregó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo