El papa Francisco considera a la prostitución como una forma de esclavitud

"Es una enfermedad de la humanidad, un modo equivocado de pensar de la sociedad", considera el argentino.

Por Sebastian Foncea

"Cualquier forma de prostitución es una reducción a la esclavitud, un acto criminal, un vicio repugnante que confunde hacer el amor con desahogar los propios instintos torturando a una mujer sin defensa", manifestó el papa Francisco en el prefacio del libro del cura Aldo Buonaiuto, de la Comunidad Juan XXIII, una asociación que acoge a pobres, prostitutas y adolescentes con problemas.

"Es una enfermedad de la humanidad, un modo equivocado de pensar de la sociedad. Liberar a estos pobres esclavos es un gesto de misericordia y un deber para todos los hombres de buena voluntad. Su grito de dolor no puede dejar indiferente a los individuos ni a las instituciones", escribió el argentino.

"Nadie debe mirar hacia otro lado o lavarse las manos de la sangre inocente vertida en las calles del mundo", agregó.

"Una persona nunca puede ser puesta a la venta", concluyó Jorge Bergoglio.

Aldo Buonaiuto Aldo Buonaiuto, el autor del libro sobre la prostitución. / Captura
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo