Científicos trabajan para que la donación de órganos de un animal a un humano sea posible

Expertos de España y EEUU laboraron en China porque en ese país los límites éticos son más flexibles, y pueden hacer experimentos considerados inaceptables en otros lados.

Por Sebastian Foncea

En China las trabas éticas para los experimentos son más flexibles (si es que se pagan los permisos) por eso los extranjeros viajan a ese país con tal de realizar procedimientos prohibidos en casi todo el mundo.

Así lo hizo un grupo de investigadores españoles de la Universidad Católica de Murcia y de científicos del Instituto Salk de EEUU, que trabajan en dar con la fórmula para que algunos animales puedan ser donantes de órganos para el ser humano.

La bióloga Estrella Núñez, le contó al diario El País, que el equipo científico en que participa logró crear por "primera vez" un híbrido entre un ser humano y un mono, un paso importante para convertir a animales de otras especies en proveedores de órganos para trasplantes.

Los científicos modificaron genéticamente los embriones de mono para desactivar genes esenciales para la formación de sus órganos. Luego inyectaron células humanas capaces de generar cualquier tipo de tejido, y el fruto fue un mono con células humanas que no ha llegado a nacer, porque los investigadores han interrumpido la gestación.

El líder del grupo es Juan Carlos Izpisúa, y explicó que "estamos tratando, no ya sólo de avanzar y continuar realizando experimentos con células humanas y de roedores y cerdos, sino también con primates no humanos. Nuestro país es pionero y líder mundial en estas investigaciones”.

En este tipo de operaciones, según algunos expertos, existe la posibilidad de que células humanas vayan al cerebro de los animales generando neuronas, cuestión inédita que podría dotar a la bestia de conciencia, pero la doctora Núñez aseguró que en sus procedimientos las células están programadas para autodestruirse.

“El fin último sería conseguir un órgano humano que pueda ser trasplantado, pero el camino en sí es casi lo más interesante para los científicos que vivimos este momento. En estos experimentos es donde aprendes realmente la biología del desarrollo de lo que estás estudiando. Yo soy prácticamente consciente de que no llegaré a verlo, pero para llegar a la fabricación de órganos humanos en animales necesariamente hay que pasar por este”, declaró la bióloga al medio español.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo