Pasaron más 10 años desde la última vez: Reserva Federal de EEUU realiza primera baja en la tasa de interés desde la crisis de 2008

Medida de la entidad monetaria norteamericana viene precedida de constantes declaraciones del presidente Donald Trump, exigiendo que se realizara.

Por Publimetro

Los días previos estuvieron llenos de especulaciones, pero se terminó concretando lo que indicaba el mercado. Tras diez años, la Reserva Federal de EEUU (FED en inglés) bajó la tasa de interés en 0,25 puntos porcentuales, quedando en un rango entre 2,0% y 2,25%.

El movimiemto es histórico porque la última vez que se realizó fue en 2008 justo luego de que se destapara la gran crisis económica de ese año. Mediante un comunicado, la entidad -equivalente a nuestro Banco Central- expresó que la decisión se basó en que "la información recibida desde que el Comité Federal de Mercado Abierto se reunió en junio indica que el mercado laboral sigue siendo fuerte y que la actividad económica ha aumentado a un ritmo moderado" y también sostiuvo su disposición a “actuar como sea apropiado a fin de mantener la expansión económica”, del país del norte.

Este recorte de la FED se da en el contexto de la presiones que ha realizado en el último tiempo el presidente de EEUU, Donald Trump, exigiendo que se aplicara esta medida. "La UE y China reducirá aún más las tasas de interés e inyectará dinero en sus sistemas, lo que facilitará mucho a sus fabricantes la venta del producto. Mientras tanto, y con una inflación muy baja, nuestra Fed no hace nada, y probablemente hará muy poco en comparación. ¡Muy mal!" decía el mandatario a través de Twitter el lunes pasado.

Comparado a lo que estaba cuando la entidad redujo por última vez sus tasas de interés, la economía norteamericana hoy en día está en buenas condiciones a juzgar por distintas variables. Los consumidores están comprando, el desempleo está cerca de un mínimo no visto en medio siglo y lucen escasas las probabilidades de una nueva recesión.

Sin embargo la FED bajo la tutela de Jerome Powell ha señalado diversas presiones económicas, como las guerras comerciales de Trump, la debilidad económica de Europa y Asia y una baja inflación que sigue estando por debajo de la meta de 2%.

Es por ello que ha decidido que una reducción de las tasas ahora – y posiblemente otras próximamente- podrían servir de garantía. La hipótesis es que las bajas tasas de interés estimularán el crédito y el consumo y así impulsarán el crecimiento económico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo