Superintendencia inicia proceso que podría poner fin a la concesión de Essal en Osorno tras grave crisis de agua potable

La SISS determinó iniciar el proceso para poner fin a la concesión de agua potable en Osorno, además de establecer cargos que podrían derivar en multas de hasta $2.500 millones.

Por Publimetro

La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) resolvió abrir un expediente de caducidad a la concesión de agua potable de Essal Osorno, y formular cargos tras finalizar la investigación técnica por las fallas que ocasionaron la grave emergencia vivida en la ciudad de la Región de Los Lagos, debido a un derrame de hidrocarburos que afectó a la planta de producción de agua potable de Caipulli.

La indagatoria concluye que los hechos investigados son "de la mayor gravedad por su duración y repercusiones en la población y en el desarrollo de la ciudad afectada, por acciones de total responsabilidad de la empresa concesionaria ESSAL S.A. Además, estos hechos dejan en evidencia que la empresa sanitaria, incurrió en falencias operativas ante la emergencia, la información y la calidad de los servicios, aspectos que la legislación sanitaria considera sancionables".

Por estas infracciones confirmadas, la SISS ha resuelto el inicio de dos procesos en contra de la empresa, los cuales deberán avanzar respetando la legislación que asegura un debido proceso.

Por una parte, se han formulado cargos cuyas multas podrían superar los 2.500 millones de pesos, monto que solo podrá ser definido una vez que termine el período de descargos al que tiene derecho la empresa.

En segundo lugar, se ha abierto un expediente de caducidad a la concesión de Essal en Osorno, proceso que también le otorga derecho a la empresa para hacer sus descargos y apelaciones, tras lo cual la SISS estará en condiciones de emitir su resolución final en la forma de una propuesta al Presidente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo