DiDi llega a Santiago: "Hay un tremendo mercado todavía que no ha sido penetrado por este tipo de aplicaciones"

La app de transporte, denominada como el “Uber chino”, comienza a operar en la capital, tras una agresiva campaña para captar conductores y considerando a los taxis como socios.

Por Pablo Contreras Pérez

A diferencia de su competencia, decidieron partir sus operaciones en Chile fuera de Santiago y los números parecen confirmar que la apuesta fue acertada. Ahora la aplicación de transporte privado china DiDi llega a la capital a sumarse a su competencia, siendo ya la cuarta plataforma de este tipo.

Si bien afirman que no son una empresa disruptiva, han realizado una agresiva campaña para captar conductores y, a diferencia de las otras apps que se ganaron el odio de los taxistas, se reunieron con los gremios que los agrupa para incluirlos como parte de su oferta de servicio. Incluso, en el futuro, entre sus planes está apostar por vehículos eléctricos.

Con 550 millones de usuarios en el mundo y presencia en México, Colombia y Brasil en Latinoamérica, en nuestro país ya suman 200 mil desde que debutaron en Valparaíso a inicios de junio.

Conversamos con Felipe Contreras, director de Comunicaciones Corporativas de DiDi en Chile, quien nos cuenta detalles de la apuesta de la app en el país:

  • ¿Por qué partir en Valparaíso?

Por dos razones: primero, queríamos dar esta señal de que queríamos servir a todo el país y no solo a Santiago. En segundo lugar, porque quisimos partir por una ciudad no tan grande para poder entender bien el mercado chileno. Lanzamos en Valparaíso porque tiene todos los desafíos geográficos, demográficos, económicos, de tráfico, contaminación, congestión. Lo vimos como un pequeño Chile (…) queríamos ver cómo implementar mejoras en la plataforma para después implementarla en el resto de Chile.

  • ¿Y cuáles han sido los primeros resultados en usuarios y choferes inscritos?

Nosotros teníamos una expectativa de partir con 7.500 conductores inscritos en la aplicación cuando lanzamos en Valparaíso el 3 de junio. Y siempre digo esta misma respuesta, hasta el más positivo de nuestro equipo se quedó corto con la proyección: partimos con 16 mil. O sea, la recepción de los conductores en Valparaíso fue fantástica.

Por parte de los usuarios, no ha sido menor. 200 mil usuarios en ocho semanas es brutal.

  • ¿Hay espacio para más aplicaciones de transporte en Chile? Ya vimos lo que pasó con las apps de delivery y la salida de Glovo…

En Chile hay 18 millones y algo de habitantes y las aplicaciones están moviendo en total a 2 millones de personas. Hay 16 millones de personas que tienen que encontrar una forma digna de movilizarse desde su casa a su trabajo, a la universidad, desde su casa a donde quieran ir, a carretear, a ver a sus amigos, familia, etc.

Solamente en Santiago, hay 8 millones de habitantes y las apps están moviendo 1,5 millones, entonces hay un tremendo mercado todavía que no ha sido penetrado por este tipo de aplicaciones.

  • Te lo pregunto porque en China, DiDi terminó absorbiendo a Uber porque ésta no se la pudo. ¿Puede pasar lo mismo en Chile? ¿Pasará que una de las apps se tenga que ir?

No es nuestro objetivo, en ningún caso. Creemos que hay espacios para todos, porque somos opciones distintas, con variables y oferta distintas. Lo que vaya a pasar en el mercado tiene que ver mucho con cómo nos vaya en el lanzamiento, estamos enfocados en eso, pero definitivamente lo que sí queremos posicionarnos es como la alternativa más inteligente y de valor para las personas.

  • Las apps han estado en conflicto con los taxistas. Ustedes se reunieron con los gremios ¿cómo fue la recepción? ¿amable? ¿llegaron a un punto de acuerdo?

Ha sido fantástica, no amable. Estamos súper agradecidos de los gremios de taxistas. Partamos del principio: el taxi está en el corazón de DiDi, que partió hace casi ocho años en China desde el taxi. Conectaba a taxistas con personas que necesitaban movilizarse y luego de eso se entendió que era tanta la demanda que necesitamos abrir otras formas de movilidad y ahí llegamos al servicio de auto compartido, bus compartido, bicicleta compartida, etc, pero partimos en el taxi. Actualmente es la pataforma que más taxis tiene conectada en el planeta.

Lo que hicimos fue juntarnos con las asociaciones de taxis para poder decirles que nosotros sabemos del negocio de taxis, no venimos a venderles la pomada.

  • ¿Cómo ven ustedes la ley que se está tramitando para regular estas aplicaciones? Por ejemplo, Uber incluso lanzó una campaña advirtiendo de alzas en las tarifas…

Si bien estamos de acuerdo en que tenemos que llegar al consenso de una regulación que potencie este tipo de tecnologías para mejorar la calidad de vida de las personas (…) no creemos en campañas del terror, no adherimos a campañas del terror de ninguna aplicación, no creemos que va a ser un apocalipsis si se regula. Al revés, creemos que regular es tremendamente necesario.

Tenemos la espalda financiera para adaptarnos a cualquier regulación. Eso no quiere decir que no tengamos una postura. Por ejemplo poner un cupo al parque de autos sí puede ser negativo, pero aparte de eso, no vemos como algo negativo la regulación.

  • ¿Cuál es la relación que tienen con los conductores? ¿Son “socios” como en las otras apps?

La relación que tenemos con los conductores es que son socios, usuarios de nuestra aplicación, que les permite conectarse con usuarios que necesitan movilizarse. Hay que entender que actualmente en Chile, 60% de personas que manejan con este tipo de aplicaciones, lo hace por menos de 10 horas por día ¿qué significa eso? Que es un complemento a sus ingresos. Entonces, limitarlo a una relación laboral, también limitaría el acceso al emprendimiento voluntario, esporádico. Lo que creemos es que, por ahora, el modelo debiera mantenerse así.

  • Pero ¿se preocupan que sus conductores hagan boletas? ¿Hagan declaración de impuestos?

Sí, en nuestros ‘términos y condiciones’ está la sugerencia, los conductores tienen que declarar sus ingresos.

  • Tú trabajaste en Uber, Felipe Simonsohn (director de asuntos corporativos) trabajó en WOM. ¿Van a usar esa experiencia para expandirse? ¿Van a hacer una campaña disruptiva?

DiDi es absolutamente distinto, la naturaleza de la empresa es distinta. Tenemos una mirada que es muy a largo plazo. Estamos incluso dispuestos a crecer más lento, si crecemos bien y eso es una tremenda diferencia respecto a las demás aplicaciones. Una palabra que se usa mucho en esta industria es la disrupción. Nosotros no somos disruptivos, somos integradores.

Nuestro plan inicial era partir en marzo en Santiago y nos dimos cuenta que teníamos que hacer una serie de cambios en la aplicación para poder lanzarlo bien y así lo hicimos.

  • Pero han tenido la estrategia de subirse a autos de conductores de la competencia para ofrecerles los beneficios de su app ¿no es eso una estrategia agresiva?

Es agresiva, pero es eficiente. Es una estrategia que hemos llevado a cabo y ha funcionado bastante bien.

  • ¿Cómo se preocupan de los antecedente de quienes quieren ser conductores?

Hablando de las diferencias con otras aplicaciones, acá hay una cosa súper importante. Una de las cosas que nos llamó la atención es que cuando empezamos a inscribir conductores para el Gran Valparaíso es que estaban súper molestos con nosotros, porque sentían que el proceso de inscripción era muy lento. No es que nuestro proceso fuera lento, es que somos la única aplicación que revisa los antecedentes. Cuando le pedimos el certificado de antecedentes al conductor, hay un equipo en Chile que toma ese certificado, toma el folio que viene del Registro Civil y lo contrasta con la información que viene de allí y eso no pasa en otras partes. Los conductores estaban acostumbrados en Chile a bajar la aplicación, suben un par de fotos y en media hora están manejando.

  • ¿Tienen planeado llegar con otro tipo de servicios?

DiDi va partir con los autos particulares y los taxis prontamente. Pero DiDi es la plataforma de movilidad más grande del planeta, los servicios van desde solicitar un bus, autos compartidos, autos de lujo, scooters, conductor designado, comida, etc. Tenemos la gama de servicios relacionados a la movilidad más grande del planeta y la idea es poder enraizar en Chile y poder llegar con todos los servicios.

  • Parten este martes 6 de agosto en Santiago ¿en algunas comunas?

No, en todo el Gran Santiago, desde Buin hasta Colina.

  • ¿Cuáles son los próximos pasos? ¿Tienes plazos?

No tenemos ningún plazo, pero, sin duda, Concepción sería nuestro siguiente paso.

  • Desde China ha venido fuerte el tema de la electromovilidad, lo vemos en los buses eléctricos del sistema RED que vienen de allá ¿Ustedes tienen planeado hacer algún tipo de apuesta en ese sentido?

Uno de los compromisos que tomamos con el Presidente Piñera (quién se reunió con la gente de esta empresa en China durante su gira) es buscar las alternativas para que, además de tener una red de autos compartidos, sea una red potente de autos eléctricos compartidos.

  • Pero en la práctica ¿cómo esperan avanzar en ese sentido?

Yo creo que vamos a potenciar la adquisición e importación de autos eléctricos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo