Universidad de Chile es un espacio plural: Rector Vivaldi llama a la reflexión por violencia de encapuchados

La máxima autoridad de la U. de Chile enfatizó además en que “las acciones institucionales más recientes apuntan a fortalecer la comunidad universitaria"

Por Agencias

Apoyos en materia académica y de salud mental, investigaciones sumarias para la determinación de eventuales responsables al interior de la universidad, entrega de antecedentes ante el Ministerio Público y apoyo en las posibles querellas que realicen los estudiantes afectados, junto con cambios en materia de seguridad al interior del Campus Juan Gómez Millas, son algunas de las medidas que la Universidad de Chile está implementando luego de la agresión a dos estudiantes tras el ingreso de encapuchados en dos oportunidades diferentes a la sede universitaria, y que fueron presentadas la tarde de este lunes 5 de agosto ante la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

“Lo que aquí ha ocurrido es un llamado muy profundo a la reflexión. Estamos llevando a cabo medidas en el campo de lo administrativo, pero sobre todo en el campo de la convivencia, que impidan que esto vuelva a ocurrir”, expresó el Rector Vivaldi. “La Universidad de Chile necesita que en su interior estén representadas todas las fuerzas políticas e ideológicas. Eso lo vamos de defender como nuestro bien más preciado. En la Universidad de Chile a nadie, nunca, se le va a quitar el derecho a expresar su opinión y a ser una alternativa al interior de la institución por las ideas que tenga. Todo lo contrario, nuestro plantel necesita que estén en ella todas las ideas representadas”, agregó la máxima autoridad de la Casa de Bello.

En apoyo a los estudiantes que resultaron agredidos, la universidad ha dispuesto medidas como acompañamiento académico para que ambos puedan concluir sus estudios, que incluye la ampliación de plazos para rendir sus evaluaciones y encontrar mecanismos para compatibilizar el desarrollo de las actividades educativas que resguarden sus derechos; adicionalmente se les entregó soporte en materia de salud mental a través del Servicio Médico y Dental de Alumnos (SEMDA).

Rector Vivaldi GENTILEZA

Junto con esto, al momento de ser conocidos ambos hechos, las autoridades universitarias instruyeron la realización de las investigaciones sumarias correspondientes para establecer eventuales responsabilidades disciplinarias, proceso ejecutado por las abogadas de la Unidad de Investigaciones Especializadas en Acoso Sexual, Acoso Laboral y Discriminación Arbitraria de la Universidad de Chile. Además, el plantel ha entregado al Ministerio Público todos los antecedentes relativos a ambos hechos, y está a disposición de los estudiantes y sus familias ante eventuales querellas por las agresiones sufridas.

El Rector además agregó que “las universidades necesariamente reflejan en su interior los problemas y conflictos de la sociedad en la cual están inmersas”, destacando que la convivencia al interior de las universidades y su relación con el entorno ha sido una de las preocupaciones del CRUCh, donde se creó una Comisión Interdisciplinaria de Cultura Juvenil y Convivencia.

La máxima autoridad de la U. de Chile enfatizó además en que “las acciones institucionales más recientes apuntan a fortalecer la comunidad universitaria sin renunciar a las medidas administrativas y judiciales para enfrentar delitos que puedan ocurrir en los campus”, y destacó las medidas de diálogo y acompañamiento triestamental, como la reunión sostenida el martes 30 de julio y la cita en el Campus Juan Gómez Millas del comité designado tras este encuentro que se realizó en paralelo a esta exposición en el ex Congreso.

Reacciones de los parlamentarios

Tras la exposición del Rector Vivaldi, el diputado Mario Venegas expresó estar satisfecho con las medidas tomadas por la institución. "Es razonable en relación a lo que [la Universidad] puede hacer. Entiendo que son personas encapuchadas, que no se han identificado, que tiene que haber investigaciones. Me parece que se han tomado las medidas administrables desde su ámbito. Hay otros ámbitos, la justicia, la policía, para reunir pruebas y dar con los responsables de las agresiones y que ojalá reciban la sanción que se merecen”, indicó.

Por su parte, el diputado Jaime Bellolio valoró “que el Rector tome esto con la gravedad y la seriedad que merece”, motivo por el cual llamó a no relativizar estas situaciones. “Es imposible que sea una universidad de excelencia como tal si es que no acepta que haya visiones diversas al interior de ella. Por tanto, la lógica de relativizar la violencia, porque alguien es de derecha es algo simplemente inaceptable”, manifestó.

Posteriormente, la diputada Cristina Girardi, integrante de la Comisión de Educación y madre de uno de los estudiantes afectados, leyó un testimonio de su hijo, y llamó a la corresponsabilidad en materia de Educación Superior. Es crucial, dijo, asumir esta situación "como un tema de sociedad y de corresponsabilidad, porque echarle la culpa a los cabros es eximirnos a los adultos de toda culpa. Hay una sociedad enferma de rabia, enferma de resentimiento, enferma de odiosidad y eso lo hemos creado entre todos”.

Además, enfatizó que, si bien las sanciones son necesarias, no van al fondo del problema "Un Aula Segura en la universidad no va a resolver este tema. Esto es mucho más profundo, esto tiene que ver con la sanción también, pero no es creer que con ello vamos a solucionar el problema”, y agregó que “si no hacemos un cambio profundo vamos a seguir teniendo episodios como este”.

Intervención de estudiantes

A la sesión de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados también fue convocada la Federación de Estudiantes de la U. de Chile, a la que asistieron como representantes Emilia Schneider y Nicole Martínez, quienes condenaron los hechos de violencia y llamaron a la reflexión y al trabajo en comunidad, para evitar futuros hechos de violencia.

“Hemos dado una profunda reflexión al interior de la Federación, de la mano de los centros de estudiantes respecto a la situación en el campus Juan Gómez Millas, y en esa línea hemos declarado explícitamente que condenamos todos los hechos de violencia que afecten a integrantes de nuestra comunidad y a la ciudadanía en general”, motivo por el cual, informó, la FECh se hace parte de las instancias universitarias donde “estamos trabajando la convivencia en el campus, que fueron convocadas por la Rectoría y que plantean un trabajo en el corto, mediano y largo plazo para recomponer lazos en la comunidad, tomar medidas de seguridad y prevenir las situaciones de violencia en el futuro”, expuso la presidenta de la Fech.

Asimismo, Schneider se refirió a otras situaciones de violencia vividas en el mundo educativo, las que, indicó, necesitan “soluciones de fondo”. Es por ello que advirtió que hoy iniciativas “tales como aula Segura han mostrado su total fracaso para abordar el problema de la convivencia y las situaciones de violencia en las comunidades educacionales. Ejemplo de ello es la situación en el Instituto Nacional”.

Adicionalmente, Polette Vega, una de las afectadas, que había sido citada por la Comisión la semana anterior, entregó su testimonio, llamando al cumplimiento de las medidas anunciadas por el Rector Vivaldi e integrar la comisión que lleva adelante las discusiones sobre las medidas a implementar en el Campus Juan Gómez Millas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo