¿No todo es plata? 4 elementos a considerar antes de elegir una oferta de trabajo

Fijarse en la misión de la empresa a la que se postula y en los detalles de cómo se desarrolló la entrevista, pueden ayudar en la decisión.

Por Publimetro

Cuando se está buscando trabajo, uno de los aspectos en que las personas obviamente se fijan es el el sueldo que se ofrece. Es un punto no menor, pero ¿es el principal? Por contradictorio que pueda parecer, a veces la mejor opción es aceptar la oferta más baja, si es que ésta ofrece un paquete de compensación mejor al de una opción con más paga.

Aunque lo anterior no quiere decir que siempre se debe optar por el sueldo inferior, ya que por ningún motivo se recomienda aceptar un sueldo que no parece justo en función de las calificaciones y costo de vida de la persona, considerar otras cosas además del sueldo es siempre una buena opción.

Al respecto, Tomás Cifuentes, gerente general de Reqlut, startup de tecnología en recursos humanos que ayuda a encontrar trabajo, entrega cuatro elementos que se deben tomar en cuenta al momento de decidir por un trabajo:

1. Misión de la empresa

La primera pregunta que el experto afirma que hay que hacerse antes de aceptar un trabajo es: ¿será igual de emocionante uno o tres años después de entrar? “Preocúpate de revisar las políticas de vacaciones o quizás un día de teletrabajo. Estos beneficios mezclados con una misión de empresa que te enorgullece podrían ser ventajas increíbles, ya que saber que estás haciendo un trabajo que tiene un impacto, tanto dentro de tu empresa como en la sociedad, te mantendrá satisfecho mientras desarrollas tu carrera laboral”, comenta Cifuentes.

2. Tus compañeros de trabajo

Se estima que una persona que trabaja ocho horas diarias comparte 2.080 horas al año con compañeros de trabajo, pasando mayor tiempo con ellos que con la familia, por lo que descubrir cómo son sería ideal. Se entiende que no se tiene una bola de cristal para saber todo de ellos en una entrevista de trabajo, pero se puede inferir un poco. “Descubre todo lo que puedas haciendo preguntas sobre cómo es la dinámica del equipo y la cultura de la empresa. Haz tu mayor esfuerzo por averiguar si se trata de un entorno de colaboración y no tengas miedo de ser directo”, indica experto.

Además, recomienda evaluar la experiencia en la entrevista: “¿hubo alguna risa durante la entrevista? ¿fueron curiosos preguntándote sobre tu experiencia? ¿fue más un interrogatorio o una conversación? Estas son todas las señales de que podría haber encontrado un ambiente de lujo como compañero de trabajo”, agrega.

3. Desarrollo de carrera

El desarrollo de carrera, se debe evaluar tanto en lo personal como en lo profesional. Revisar si la empresa tiene políticas de capacitación como prioridad, no solamente en las primeras semanas sino a lo largo de la carrera. El experto indica que algunas empresas también han formalizado programa de mentores que combinas a antiguos trabajadores con los nuevos. Estos no solamente te van a ayudar a adquirir una combinación de habilidades duras sino también blandas, que serán valiosas para lo largo de tu carrera profesional.

De igual forma, será importante que se considere la movilidad laboral. Muchas empresas ofrecen programas de rotación para recién graduados, lo que les permite explorar varias áreas diferentes en el transcurso de algunos años. Probablemente algunas de estas oportunidades fueron mencionadas en la entrevista, si no estás seguro, no dudes en preguntarle a la persona que está a cargo de la contratación.

4. Descripción del trabajo

Este punto suena fácil, pero a veces por un buen sueldo podemos perder de vista lo que realmente estarás haciendo en el trabajo. Entonces, antes de tomar una decisión, se debe revisar y leer la descripción completa del trabajo nuevamente.

Si estás decidiendo entre dos alternativas, léelas ambas una al lado de la otra. “Si el sueldo fuera el mismo para ambos trabajos, ¿cuál elegiría? Si se te paga más por hacer un trabajo que no se alinea con tus objetivos profesionales, puede que no valga la pena una diferencia salarial marginal. Dicen que el dinero no lo es todo, y es verdad”, concluye Cifuentes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo